Azagra concluye la adecuación del paseo del Peñón de la Primicia

Han adecentado una senda junto al casco urbano y una zona de ocio y recreo

María San Gil - Viernes, 12 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Imagen del paseo y zona de descanso que ha quedado en Azagra después de las obras.

Imagen del paseo y zona de descanso que ha quedado en Azagra después de las obras. (D.N)

Galería Noticia

Imagen del paseo y zona de descanso que ha quedado en Azagra después de las obras.

azagra- Los vecinos de Azagra ya pueden disfrutar del nuevo paseo del Peñón de la Primicia, una ruta de algo más de un kilómetro que el Ayuntamiento decidió adecentar puesto que se encontraba algo descuidada en el centro del casco urbano. Se trata de un sendero que une la ermita de la Virgen de Olmo, a través del peñón como su nombre indica, con el Mirador de las Cigüeñas, un punto que también han tenido que arreglar en los últimos meses.

Los trabajos de mejora los ha llevado a cabo la empresa Excavaciones Ciervide y su coste ha sido de unos 60.000 euros, cantidad que ha financiado el Consorcio Eder a través del programa Leader en un 80%, tal y como apuntaba en su día el alcalde Ignacio Gutiérrez.

Las obras, que se han alargado varios meses, han consistido, en primer lugar, en la limpieza del terreno y en la estabilización del mismo. En los laterales, y debido a la afluencia de vecinos que por allí pasean, han colocado una barandilla de seguridad y, además, en los accesos a este sendero han habilitado un punto de entrada y salida y han cambiado unas escaleras de piedra que estaba bastante destrozada.

Gracias a esta actuación, los vecinos cuentan además, con una nueva zona de ocio y recreo, una explanada vallada que han dejado junto al aparcamiento de La Luna. La idea es colocar allí unas mesas y papeleras para que los paseantes tengan un punto de reposo.

visita guiadaUna multitud de azagreses inauguró este paseo el pasado sábado 29 de septiembre con la visita guiada que ofreció el vecino Luis Sola por la zona dentro de las Jornadas Europeas del Patrimonio. Los asistentes pudieron revivir la vida y las costumbres de antaño y recordaron los acontecimientos que tuvieron lugar en aquel entorno.