en un remanso mas abajo de Kaia

El ‘Lehenbiziko’ del Bidasoa madruga esta temporada

El irundarra Pedro Iglesias capturó el primer salmón, que peso 2,250 kilos y por el que el hotel maisonnave pagó 1.700 euros

Un reportaje de Aitor Arotzena. Fotografía Ondikol - Lunes, 2 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Pedro Iglesias Gómez muestra orgullosos la pieza.

Pedro Iglesias Gómez muestra orgulloso la pieza.

Galería Noticia

Pedro Iglesias Gómez muestra orgullosos la pieza.Pescadores y curiosos observan las aguas del Bidasoa a primera hora de la mañana.

El primer salmón del río Bidasoa ha madrugado esta temporada y fue el pescador Pedro Iglesias Gomez, de Irun y de 56 años, el afortunado en capturar el Lehenbiziko, un precioso ejemplar por el que, además del trofeo que concede la Sociedad de Caza y Pesca de Bera, percibirá la cantidad de 1.700 euros por su venta al Hotel Maissonave de Pamplona. La captura del primer salmón tuvo lugar en un remanso mas abajo de Kaia, cerca de la curva Villanueva, a la altura de los túneles de la Vía Verde del Bidasoa, un lugar poco habitual, pero al que acudió Iglesias al constatar la fuerte presencia de pescadores en la zona de Endarlatsa y en el pozo de los 50.

El salmón se pescó a las 10.00 horas a cucharilla y dio un peso de 2.250 gramos (exactamente la mitad del primer ejemplar del año pasado) y una longitud de 65 centímetros. El ejemplar es salvaje, no estaba marcado y no procede de ninguna repoblación, por lo que entró desde el mar al río Bidasoa de forma espontánea, algo que se considera positivo, pues confirma la pureza de las aguas.

“Soy pescador desde hace mucho tiempo y ya llevo algunos salmones pescados, pero es la primera vez que saco el Lehenbiziko. Normalmente me acerco a Endarlatsa con mi hermano gemelo, pero hoy lo he hecho sólo y tras unos diez minutos de tira y afloja, he conseguido sacar el ejemplar”, manifestó contentísimo, pero algo nervioso por la presencia mediática y de curiosos, Pedro Iglesias.

En el río Bidasoa y en particular al entorno de Endarlatsa, en la muga de Navarra y Gipuzkoa, la afluencia de pescadores y curiosos fue muy numerosa. Allí permanecieron también Lorenzo Jaurena, presidente de la Sociedad de Caza y Pesca, y José Mari Gainza Peña, hijo del recientemente fallecido, José Mari Gainza Elgorriaga, uno de los más veteranos y reconocidos cuidadores del Bidasoa, que falleció el 2 de marzo a los 84 años. Gainza, fue uno de los socios fundadores de la Asociación Cultural Recreativa Deportiva de Cazadores del Bidasoa el 5 de enero de 1951, cuando costaba 5 pesetas la cuota de ingreso y 2 la de socios, y fue secretario durante años. Además, hombre metódico y cuidadoso, durante toda su vida anotó el número de salmones capturados, sus pesos y medidas y la identidad del afortunado pescador, una información que constituye una auténtica obra de referencia para los estudiosos del río. El hijo hizo entrega del trofeo que acredita el Lehenbiziko a Pedro Iglesias, además de una gorra, un chaleco y una camiseta de la Asociación. Además, estuvo presente en Endarlatsa la consejera de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, Isabel Elizalde.

El año pasado, por primera vez, el Lehenbiziko fue sacado por un pescador vizcaíno, Juan José Sánchez Márquez, de Berriz. El año 2014, el afortunado fue Eduardo Oyarzabal, de Doneztebe, y en 2013 lo capturó Roberto Lanz, de Orkoien.