El Gobierno deja desierto el concurso para redactar el informe de la banca pública

Ayerdi reconoce que la adjudicación a AFI había generado “ruido mediático”

Juan Ángel Monreal Mikel Saiz - Sábado, 8 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:08h

Emilio Ontiveros, presidente de AFI, durante una de sus visitas a la extinta Caja Navarra.

Emilio Ontiveros, presidente de AFI, durante una de sus visitas a la extinta Caja Navarra.

Galería Noticia

Emilio Ontiveros, presidente de AFI, durante una de sus visitas a la extinta Caja Navarra.
“Habrá que poner una cláusula para que los adjudicatarios tengan la aprobación de Podemos” “Anular el concurso supone mandar una señal muy preocupante al mercado” “No se puede permitir el error y riesgo mayúsculo de crear una banca pública” “AFI jugó un papel relevante en el diseño de la estrategia que hundió Caja Navarra” “Con el ruido generado, la decisión de dejar desierto el concurso nos parece prudente” “Creemos que el informe deberían hacerlo en la UPNA o una entidad independiente”

Pamplona- El proyecto para crear una banca pública en Navarra ha sufrido su primer tropiezo sin haber echado a andar. El Gobierno foral ha decidido dejar desierta la adjudicación del informe que debía analizar la viabilidad y conveniencia de poner en marcha una entidad financiera publica y del que se iba a encargar AFI, una consultora estrechamente ligada a Caja Navarra durante sus últimos años de vida.

“Hemos tomado conciencia de que el hecho de que el adjudicatario sea AFI ha generado mucho ruido mediático, no solo entre los socios del cuatripartito, sino también fuera”, reconoció Manu Ayerdi, vicepresidente económico del Gobierno de Navarra. A su juicio, el Ejecutivo desea un “debate sin ruido” y, por ello, hace unos se puso en contacto con el presidente de AFI, Emilio Ontiveros, para anunciarle la decisión. “La ha comprendido”, dijo Ayerdi, quien insistió en que la consultora madrileña AFI “cumple sobradamente los requisitos para hacer el informe y ha acreditado la experiencia necesaria para hacerlo”.

Tanto AFI como Ontiveros conocen Navarra y su sistema financiero. Y ha sido precisamente su vinculación con Caja Navarra la que ha terminado por invalidar el concurso público del que la empresa resultó ganadora. AFI elaboraba informes para Caja Navarra, “apoyó su plan de expansión internacional”, recordó Adolfo Araiz, de EH Bildu, y elaboró en 2012 un informe en el argumentaba que Caja Navarra no hubiese podido continuar en solitario, pero sin valorar la prudencia o brillantez de la gestión llevada a cabo en los últimos años. Ontiveros era también un habitual en las sesiones Viálogos y formaba parte como asesor externo de los órganos de gobierno de la entidad financiera.

Todo ello ha terminado por jugar en contra de AFI, que ganó un concurso de no demasiado valor económico (50.000 euros como máximo) y en el que se impuso a otras dos consultoras con abundante experiencia en el sector financiero español. “Ahora el Gobierno se está tomando unos días para ver cómo reiniciar por otra vía el proceso, porque el proceso debe trabajarse”, señaló Ayerdi, que fue precisamente quien lo puso en marcha de un modo que no agradó a los propios socios del cuatripartito: en agosto y mediante un concurso que limitaba en su condicionado el tipo de agentes que podían presentarse.

Carlos García Adanero

UPN

guzmán garmendia

PSN

Ana Beltrán

Partido Popular

Adolfo Araiz

EH Bildu

Rafael Eraso

Geroa Bai

Carlos Couso

Podemos

Ayerdi ofreció estas explicaciones ayer en el Parlamento de Navarra, donde Carlos Couso, de Podemos, apostaba por encarga el informe a un equipo de economistas de la UPNA o a “alguna institución imparcial”. También José Miguel Nuin, de Izquierda-Ezkerra defendió “reiniciar este proceso con un informe técnico y de participación”, y rechazó que la decisión tomada supusiera un desdoro hacia los funcionarios y técnicos que han desarrollado y supervisado el concurso. “Ellos han hecho perfectamente su trabajo, se trata de una decisión política”, dijo Nuin.

Este había sido precisamente uno de los argumentos empleados por la oposición para criticar la decisión del Gobierno. Ana Beltrán, la más dura, señaló que Ayerdi había cedido al chantaje de Bildu y de Podemos, que este último grupo había pedido dejar desierto el concurso a cambio de renunciar al pago inmediato de la mitad de la extra que se adeuda a los funcionarios y argumentó también en contra de la propia existencia de una entidad financiera pública. “¿Quién iba a confiar su dinero a una entidad controlada por Bildu y Podemos?”, se preguntó la representante del PP.

A ello respondió Araiz, recordando la responsabilidad del PP en el hundimiento de buena parte del sector de cajas de ahorro, mientras que UPN criticó que se anule un concurso ya adjudicado. “En este caso el precedente es el problema. ¿Se va a hacer en otras ocasiones si a alguno de los grupos no le gusta una empresa?”, se preguntó Carlos García Adanero.

apunte

La postura de Ayerdi. Ana Beltrán intentó que Manu Ayerdi dejara clara su postura. “No le voy a salir vivo de aquí”, le advirtió. Ayerdi recordó que él ya había manifestado que no ve clara la creación de una banca pública que atienda al sector minorista, pero se mostró dispuesto a debatir.

Últimas Noticias Multimedia