A la contra

Tope de gama

Por Jorge Nagore - Sábado, 8 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:07h

No es sorprendente que el otro día, en una comparecencia de Ana Ollo, consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, para hablar sobre la captación de EITB, Ana Beltrán, portavoz del PPN en el Parlamento, dijese nada menos que esto: “¿En qué se basan para decir que hay demanda? Aquí no habla euskera prácticamente nadie”. Digo que no es de extrañar para una mujer nacida en Zaragoza -fantástico-, que estudió en Zaragoza, que vive en Gorraiz -fantástico- y que imagino que su universo viajero es casa-curro, curro-casa y que cuando viaja al norte es para ir a San Sebastián, París o Londres. Hay mucha gente -infinidad-, pamplonautasgraves, que pueden contar con los dedos de una mano las veces que han subido de Pamplona hacia arriba a pasar un día entero o un fin de semana sin salir de Navarra. Gente -miles- que como hablan en castellano, con personas que hablan en castellano, trabajan en castellano y todo lo que ven sus ojos es en castellano salvo algún cartel bilingüe -que les repatea las tripas- llegan a creerse que la comunidad entera es así, como ellos, o que incluso en su propia ciudad “prácticamente nadie” habla esa lengua bárbara, inútil y llena de etarras. Que miles de navarros lo piensen es triste pero tiene un pase, que una responsable política a la que se le supone cierta altura para endilgarse decenas de miles de euros anuales de nuestro bolsillo demuestre ser una iletrada de tal calibre o tener tan poco respeto por la realidad de la propia tierra a la que pretende defender es sangrante. Me jugaría el cuello a que muchos o bastantes de los que están en ese Parlamento no saben dónde cae Orbara o Ibardin o qué puerto separa Eugi de Francia. Son de Pamplona, de su Pamplona, y, además, vagos mentales, incapaces de querer procesar que un 25% de la población lo comprende o usa. Es posible que de todos ellos Beltrán sea el estandarte, el tope de gama.

Últimas Noticias Multimedia