Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Identificados cinco de los cadáveres de las fosas de Otsaportillo e Ibero

Son el edil José Roa, Melitón Aguirre, Francisco San Román Galbete y los hermanos Domingo y Francisco San Román Ochoa

Sábado, 8 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:07h

Miembros de Aranzadi, durante la exhumación de Ibero.

Miembros de Aranzadi, durante la exhumación de Ibero. (Foto: Patxi Cascante)

Galería Noticia

Miembros de Aranzadi, durante la exhumación de Ibero.

Pamplona- Cinco de los cuerpos exhumados en las fosas de Otsaportillo e Ibero fueron identificados recientemente por el personal de la Sociedad de Estudios Aranzadi, entidad que lleva a cabo el programa de exhumaciones del Gobierno de Navarra. Se trata de cinco varones, todos ellos asesinados durante la Guerra Civil en Navarra por el bando Nacional.

En concreto, se identificó a José Roa García, antiguo concejal de Pamplona y cuyo cuerpo fue hallado y exhumado en el paraje Zurbau, de Ibero, el pasado mes de diciembre. Roa fue detenido el 19 de julio de 1936 en Pamplona y, tras pasar ocho días en la cárcel, fue enviado al fuerte de San Cristóbal, donde permaneció seis meses sufriendo malos tratos hasta que fue fusilado el 26 de enero de 1937.

Los otros cuatro fueron localizado en la fosa de Otsaportillo, situada entre los kilómetros 2 y 3 de la carretera de Bardoitza, en la sierra de Urbasa. Corresponden a Melitón Aguirre Lezea, un obrero del cemento, natural y vecino de Olazti y asesinado el 24 de agosto de 1936, Francisco San Román Galbete, también obrero del cemento, natural de Altsasu y vecino de Urdiain asesinado el 25 de septiembre de 1936, y los hermanos Domingo y Francisco San Román Ochoa, ambos obreros del cemento, naturales y vecinos de Ziordia. El primero de ellos fue asesinado el 5 de septiembre de 1936, mientras que su hermano murió un día después.

Tal y como se está procediendo en todos los casos, el Gobierno de Navarra tomó en su día muestras de las personas que creían que sus familiares podían estar enterrados en esas fosas y se cotejaron con los restos hallados, lo que permitió estas cinco identificaciones. Tras conocer los resultados, el Gobierno de Navarra se puso en contacto con las familias para establecer y activar el protocolo de entrega de los restos. - D.N.