Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La juez de pozoblanco investiga ya los abusos a una joven

Tomará en breve declaración a los 4 acusados de Sanfermines, a la víctima y a testigos

Sábado, 8 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:08h

Juzgado de guardia de Pamplona.

Juzgado de guardia de Pamplona.

Galería Noticia

Juzgado de guardia de Pamplona.

pamplona- La juez del Juzgado de Instrucción número 1 de Pozoblanco (Córdoba) ha aceptado la inhibición en un posible caso de abusos sexuales a una joven cordobesa del magistrado del Juzgado de Instrucción de Pamplona número 4, que investiga el caso de la violación en grupo de Sanfermines, investigación a través de la cual la Policía Foral ha podido destapar también un posible caso de abusos cometido por cuatro de esos investigados. Dos vídeos en los que aparecían los presuntos abusos fueron localizados en el teléfono móvil de unos de los procesados. La juez cordobesa ha abierto ya la causa y, a partir de las próximas semanas, empezará a practicar diligencias de investigación. Entre ellas se tomará declaración a la víctima, a los cuatro investigados a través de videoconferencia, citación de testigos, y se solicitarán pruebas de médico forense.

Además, se llevará a cabo el estudio de los análisis toxicológicos que recibe el Juzgado para conocer si los detenidos habían suministrado sustancias tóxicas a la joven de 21 años presuntamente víctima de abusos sexuales por los acusados. Los investigados grabaron los hechos de la ciudad cordobesa en un móvil y compartieron un vídeo en un chat, según señala el auto, que puede ser recurrido, en el que el magistrado de Pamplona sostiene además que “existen serios indicios de que podrían haberse utilizado sustancias específicamente destinadas para provocar la inconsciencia de la víctima”. En la instrucción judicial sobre la presunta violación ocurrida en Pamplona el pasado 7 de julio, el magistrado investiga también unas grabaciones realizadas supuestamente por los acusados, entre ellos un militar, Alfonso Jesús C.E., y un guardia civil, Antonio Manuel G.E. y alude, como en este nuevo caso, a una sustancia sedante, conocida como burundanga. El caso se remitió a los juzgados de Pozoblanco, partido judicial al que pertenece la localidad en la que supuestamente se llevaron a cabo los hechos.

En la resolución, el juez considera que “resulta indiciariamente acreditado” que el militar ofreció a la denunciante acompañarla a su domicilio en un vehículo, donde nada más entrar y tras sentarse en el asiento del copiloto cayó “en un estado de profunda inconsciencia”. En el vehículo se montaron también José Ángel P.M., El Prenda, Jesús E.D. y Antonio Manuel G.E., y mientras este último conducía, “todos ellos le tocaban los pechos” y el militar le “besaba en la boca, riéndose entre ellos de la víctima”, a la que llevaron luego hasta la localidad de Pozoblanco, donde se despertó “completamente desnuda en el asiento de atrás” y con el mono y las medias rotas.- E.C.

petición de TRASLADO

EL GUARDIA civil, A LA CÁRCEL DEL militar

En Alcalá Meco. El agente de la Guardia Civil, Antonio Manuel G.E., que estaba destinado en Pozoblanco (Córdoba) y cumplía su pena de prisión en el centro penitenciario de Logroño, donde existe un módulo especial para funcionarios, solicitó el cambio de cárcel y fue trasladado a la prisión militar de Alcalá Meco, donde se encuentra también en prisión provisional su amigo y también acusado, Alfonso Jesús C.E. El guardia civil se encuentra apartado de su destino, mientras que el militar, que estaba destinado en la Unidad Militar de Emergencias también está apartado de dicho servicio.

Últimas Noticias Multimedia