Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Euskadi hoy

Bisagra y pinza

Por Xabier Lapitz - Domingo, 9 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:07h

Galería Noticia

Atribuimossiempre el papel de bisagra a ese partido, nunca ganador, que con sus votos en el parlamento inclina la balanza hacia alguna de las dos posiciones mayoritarias en liza. Pero en el panorama político vasco surgido de las elecciones, parece que ese papel está reservado a la formación mayoritaria, sobre la que basculan las diferentes opciones para dotar de estabilidad a la legislatura que arranca.

Por eso, el PNV emerge no solo como el partido del Gobierno, sino el que está llamado a empastar las diferentes sensibilidades que representan PSE y EH Bildu. Algo de eso tuvo la ponencia de Paz y Convivencia en el Parlamento vasco hasta que, sorpresivamente, los socialistas la abandonaron en lugar de perseverar frente a los escasos y tímidos pasos de la izquierda abertzale.

La centralidad en la que el electorado ha colocado al PNV le permite volver a reintentar, más allá de lo inmediato, los acuerdos para un Gobierno, para avanzar en dos cuestiones clave que quedaron pendientes: el cierre de ETA y las consecuencias de la violencia y el nuevo estatus de autogobierno.

EH Bildu ha venido insistiendo en que son 57 los parlamentarios que están por el derecho a decidir, pero la suma es muy abstracta y, sobre todo, no garantiza el éxito si se parte de esa premisa como elemento central. Por ejemplo, hablemos de la Seguridad Social, del traspaso íntegro de la competencia en esa materia que no es precisamente menor. Pues bien, vaya restando los 11 de Podemos a esa abrumadora mayoría, que no quieren oír hablar de la ruptura de la caja única española. Y así, los ejemplos se multiplican.

Frente a esa bisagra, el PP amaga con una hipotética pinza entre ellos y el tándem EH Bildu-Podemos para sumar una mayoría absoluta frente a un posible pacto PNV-PSE al que le faltaría un escaño para alcanzar ese umbral. El PP vuelve a alejarse de la realidad como lo hizo durante la campaña advirtiendo del peligro que supone un Urkullu radical que lideraría un independentismo al estilo catalán. Esa pinza con la que el PP quiere hacer valer sus votos es, sencillamente irreal por mucho que responda a la aritmética.

EH Bildu no es el de cuatro años y ha ido sustituyendo su discurso de confrontación por uno más propositivo. Eso facilita grandes acuerdos. Tampoco este PSE es el que venía de ocupar Ajuria Enea gracias a su pacto con el PP. Ahora, objetivamente, hay más posibilidades de acuerdos básicos y amplios más allá de los puntuales e inmediatos que marcarán el inicio de la legislatura.

Últimas Noticias Multimedia