Un frente común contra las inmatriculaciones de la Iglesia

Pamplona celebra el encuentro estatal por la recuperación del patrimonio, donde se ha creado una coordinadora conjunta

Domingo, 9 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:07h

Representantes de los distintos colectivos y parlamentarios forales, ayer en el Palacio del Condestable.

Representantes de los distintos colectivos y parlamentarios forales, ayer en el Palacio del Condestable. (Foto: Patxi Cascante)

Galería Noticia

Representantes de los distintos colectivos y parlamentarios forales, ayer en el Palacio del Condestable.

pamplona- Ayer se constituyó en Pamplona, en el marco del Encuentro Estatal por la recuperación del patrimonio inmatriculado por la Iglesia Católica, una coordinadora compuesta por diversas plataformas que hará frente común ante este “expolio monumental” sufrido desde el franquismo y hasta 2015.

Los objetivos comunes pasan por impulsar la constitución de plataformas en las distintas Comunidades Autónomas para aunar esfuerzos, propiciar el protagonismo de los ayuntamientos en estas asociaciones o perseguir la identificación de los bienes inmatriculados desde 1946 a 2015, con evaluación de su repercusión económica y del coste social del expolio. También tratarán de condicionar las inversiones públicas en bienes inmatriculados a la recuperación de los mismos, promover iniciativas institucionales, jurídicas, legislativas y accesiones de recuperación de estos bienes por los gobiernos y parlamentos, convocar actos de protesta y denuncia de este expolio y animar la investigación y difusión de esta situación.

los antecedentesMiles de bienes inmuebles (iglesias, casas curales, cementerios, fincas, etc...) han sido inmatriculados por la Iglesia Católica con el simple certificado del obispo, sin acreditar título de propiedad y basándose en normas franquistas de dudosa constitucionalidad, expuso ayer la coordinadora en un texto conjunto. Solo en Navarra se han detectado 1.087 entre 1998 y 2007, “una pequeña aproximación al volumen real del expolio. Hace casi una década se inició un largo trayecto de descubrimiento del escándalo, de búsqueda de información, movilización y organización municipal tratando de recuperar esos bienes usurpados, llegando a conseguir la derogación de este privilegio como consecuencia de la presión ciudadana, aunque sin efectos retroactivos”, detallaron.

En la rueda de prensa Andrés Valentín, miembro de la plataforma anfitriona, destacó que queda “un esfuerzo de largo recorrido. Sabemos que es un maratón y que en el fondo la solución tiene que ser política. Y uno de nuestros objetivos es el requerimiento a Gobierno y parlamentos para que asuman sus responsabilidades como defensores de lo público en esta pretensión de recuperación”. - M.B.

Últimas Noticias Multimedia