La industria alimentaria crea más de un millar de empleos en solo dos años

Rompe su techo de ocupación en Navarra con 13.502 trabajadores - Apenas perdió un 6 % de trabajadores durante la crisis

Juan Ángel Monreal / Javier Bergasa - Lunes, 10 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:07h

Planta de procesado de pollos de AN en Mélida.

Planta de procesado de pollos. (Bergasa)

Galería Noticia

Planta de procesado de pollos de AN en Mélida.

pamplona- La industria agroalimentaria de Navarra atraviesa uno de los periodos más dulces de su historia. Nunca vendió tanto, especialmente fuera de España, nunca fue capaz de generar tanto empleo como en 2015 y nunca pesó tanto dentro de la industria de la Comunidad Foral. 22 de cada cien empleos de este sector se concentraban en una actividad tradicional, que se sostuvo durante los años más duros y que se ha acostumbrado a trabajar con unos márgenes ajustados.

13.502 personas se ocuparon de media en Navarra en esta industria durante el año pasado. Se trata de la cifra más alta jamás alcanzada, con 225 ocupados más que en el año 2008, que hasta ahora marcaba el máximo histórico. La agroalimentación no solo se comportó mucho mejor que el resto de los sectores económicos - con una caída de la ocupación del 6% entre 2009 y 2013 frente a una media del 20%-, sino que tras dos años de auge ha creado 1.018 puestos de trabajo y ha superado los niveles previos a la crisis. Solo otras dos actividades industriales (la farmacéutica y la del caucho y plástico) han mostrado una resistencia igual. Ni siquiera la industria automotriz, con Volkswagen fabricando un 10’% más de coches que hace unos años pero con un nivel tecnológico muy superior, es capaz de generar hoy más empleo que antes de la crisis.

“En estos momentos, la agroalimentación supone, tras la automoción, la gran área en ingresos por explotación y la tercera en exportaciones”, explica el Gobierno de Navarra en el documento que recoge la Estrategia de Especialización Inteligente de Navarra y que señala a este sector como una de las fortalezas de la comunidad y, especialmente, de la Ribera. Para esta zona, que cuenta además con unas buenas infraestructuras, la agroalimentación supone la principal actividad industrial, repartida además por todo el eje del Ebro. Empresas como General Mills en San Adrián han sido capaces de crear 600 puestos de trabajo en la última década. En 2015 rondó los 750 puestos de trabajo por términos, casi 700 de ellos fijos.

General Mills, especializada en la fabricación de los productos tex-mex y que comercializa bajo la marca Old El Paso, forma parte de una multinacional estadounidense. Y Florette, otro de los grandes éxitos de la industria de las dos últimas décadas, es de capital francés, pese a mantener la toma de decisiones en la Comunidad Foral. Pero, al contrario de lo que sucede en otros sectores, la propiedad navarra de empresas de gran tamaño no es excepcional. Urzante (aceite) y Uvesa (avícola) son dos buenos ejemplos de ello. Pero hay más, y con una fuerte capacidad exportadora. Aunque ha crecido a menor velocidad en los últimos años, Ultracongelados Virto cerró 2015 con una facturación de 242 millones de euros (11 más que el año anterior) y es, por volumen, una de las grandes empresas de Navarra. Su capital sigue siendo familiar. En una actividad similar, Congelados de Navarra supera ya los 100 millones de euros de facturación y los 360 empleos fijos. También es de propiedad navarra.

En ella participa el grupo AN, convertido en la principal cooperativa agraria de España y que ilustra como pocos las virtudes del ecosistema de Navarra, que “cubre prácticamente la totalidad de la cadena de valor alimentaria”, recuerda el Gobierno de Navarra. Con un secano rentable y un regadío potenciado por el Canal, hasta fábricas de transformación y “con centros tecnológicos dedicados específicamente al sector”. Pero todo ello no basta en un sector especialmente concentrado, donde el volumen manda a la hora de fijar precios. “El reto futuro está en ganar escala empresarial, incrementar exportaciones, fortalecer las colaboraciones internas dentro de la cadena de valor para lograr que más producto navarro se incorpore a procesos de transformación y exportación, e incrementar el aporte de valor añadido a través de la I+D+i (en producto y proceso), así como la implantación de tecnologías avanzadas de fabricación”, destaca el Gobierno de Navarra. Solo de ese modo se puede garantizar a largo un plazo un sector cuyos márgenes a duras penas superan el 5% y que no se distingue por sus sueldos: los empleados cobran, de media, unos 12.000 euros menos que en la automoción.

apunte

Posibilidades de futuro. La Estrategia de Especializacón Inteligente del Gobierno de Navarra plantea opciones de desarrollo futuro para esta industria. Así señala que es posible aprovechar parte de sus conocimientos en industrias bio y sanitarias y en la denominada economía circular, que reduce el consumo de energía y materiales.

las exportaciones

País de destino Millones

Francia 342,32

Reino Unido 200,95

Portugal 83,356

Alemania 63,997

Italia 55,733

Bélgica 45,464

Estados Unidos 23,195

Suiza 18,294

China 14,876

Países Bajos 14,551

las cifras

3.520

empleos este siglo. En los 15 primeros años del siglo XXI, la industrias agroalimentaria ha creado más de 3.500 empleos en total, lo que supone un aumento superior al 30%. El otro gran sector por volumen de empleo, la automoción, no ha creado apenas trabajo nuevo.

1.308

empresas en el sector. En los últimos cinco años no solo no ha disminuido el número de empresas, sino que ha crecido en cerca de 50. En 2006 se tocó techo, con 1.463 sociedades.

200%

exportaciones a china. Pese a que el saldo con el país asiático sigue siendo negativo, el los últimos cinco años se han triplicado las ventas.

382,7

millones de beneficio. El excedente bruto del sector es inferior a la automoción (485) o a la faricación de aparatos electrónicos y ópticos (612 millones)

saldo exterior

Año Millones

2009 196,2

2010 284,8

2011 320,8

2012 326,2

2013 375,6

2014 433,0

2015 462,4