Prometen venganza en Yemen por la matanza en el funeral de la madre de un líder rebelde

Fuertes críticas al bombardeo, atribuido a la coalición árabe, que causó 140 muertos

Lunes, 10 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:07h

Socavón causado por las bombas en el salón de eventos en el que la familia recibía el pésame.

Socavón causado por las bombas en el salón de eventos en el que la familia recibía el pésame. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Socavón causado por las bombas en el salón de eventos en el que la familia recibía el pésame.

saná- El bombardeo contra el funeral de la madre de un prominente líder rebelde yemení en Saná que dejó 140 muertos ha desatado promesas de venganza y críticas internacionales, mientras que la coalición árabe, a quien se responsabiliza del ataque, negó lo ocurrido y prometió una investigación.

El expresidente yemení Ali Abdalá Saleh, aliado de los rebeldes hutíes chiíes, clamó venganza contra Arabia Saudí, que encabeza dicha coalición, e instó a sus seguidores a “tomar las armas” y a dirigirse a las fronteras con el reino wahabí para enfrentarse a sus fuerzas.

Saleh pidió a los Ministerios de Interior y Defensa, así como al jefe del Estado Mayor, que comiencen a agilizar todos los preparativos para acoger a los combatientes en los frentes de las regiones de Niyrán, Yizán y Asir, fronterizas con Arabia Saudí.

Asimismo, también demandó al resto de países a tomar partido y a acabar con el conflicto en Yemen.

críticas internacionalesDesde esa comunidad internacional comenzaron a llegar las críticas hacia la masacre.

En un comunicado, el coordinador para Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas en Yemen, Jamie McGoldrick, condenó “inequívocamente este horrible ataque”.

Precisó además que el número de heridos causados en el atentado fue de 525 y presentó sus condolencias a los familiares de las víctimas, al tiempo que exigió que se abra una investigación sobre lo ocurrido.

La jefatura de la alianza subrayó que sus fuerzas tienen instrucciones “claras y expresas de no incluir como objetivo los lugares civiles y de hacer todo lo posible para protegerlos de cualquier peligro”.

La coalición árabe participa en la guerra civil yemení desde marzo de 2015 en apoyo del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, que vive exiliado en Riad.

Junto a la ONU, el Gobierno de Estados Unidos denunció también la masacre y afirmó que, como consecuencia, revisará su apoyo a la coalición militar liderada por Arabia Saudí en Yemen.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ned Price, advirtió de que “la cooperación de seguridad de Estados Unidos con Arabia Saudí no es un cheque en blanco”.

acusación a EEUU El Gobierno iraní acusó a EEUU de estar “involucrado” en el ataque aéreo de la coalición liderada por Arabia Saudí.

El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Alí Shamjaní, manifestó que en el ataque se usaron “armas estadounidenses”.

“El acto de Arabia Saudí en el bombardeo de la ceremonia fúnebre en Yemen se ha llevado a cabo con armas que EEUU le había dado al Ejército violador de Arabia, así que Estados Unidos está involucrado en estos crímenes y debe rendir cuentas”.

Shamjaní agregó que Occidente debe conocer “cuál es el papel de sus gobiernos en la continuación de esta guerra” y exigió el fin de la venta de armas a Arabia Saudí y Emiratos. Destacó que esos países tienen “un papel central en la invasión militar a Yemen y en la matanza de inocentes”. - Efe

Últimas Noticias Multimedia