Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La familia de la niña agredida en Mallorca advirtió al centro de las amenazas 3 días antes

Los compañeros le llamaban “gorda y le pegaban patadas”, dice su hermana

Martes, 11 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:07h

Melisa Suero, la hermana de la niña que recibió una paliza.

Melisa Suero, la hermana de la niña que recibió una paliza. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Melisa Suero, la hermana de la niña que recibió una paliza.

Palma- Melisa Suero, la hermana de la niña que la pasada semana recibió una paliza de otros menores del colegio público de Son Roca de Palma, aseguró ayer que “incluso” tres días antes de esa agresión su madre se quejó a la dirección de los insultos y amenazas contra la pequeña y otra hermana de 12 años.

En declaraciones a los periodistas a las puertas del colegio público Anselm Turmeda de este barrio de las afueras, la hermana dijo que la madre advirtió al centro en varias ocasiones de las amenazas que recibía la mayor, a quienes llamaban “gorda y le pegaban patadas”.

Los menores agresores, inimputables penalmente, recibían una “regañina, pero ni castigo, ni expulsión, nada más, tendrían que ser expulsados”, se quejó Melisa.

Además, narró que su hermana de 8 años fue atacada al finalizar el recreo de la mañana del miércoles, arrojada al suelo y pateada por una docena de chicos de entre 12 y 14 años después de que ella cogiera el balón con el que jugaban al fútbol porque había sonado el timbre que anunciaba el final del recreo.

“Le dijeron que las niñas no pueden jugar al fútbol y que las niñas no valen para nada”, dijo Melisa. Según ella, la profesora que vigilaba el patio no estaba en ese momento porque estaba buscando a una menor con síndrome de Down.

También lamentó que avisaran a la madre de lo ocurrido cuando fue a recogerla a las dos de la tarde, más de dos horas y media después del suceso, y que la menor no recibiera atención médica hasta que la madre la llevó al hospital, donde fue ingresada con múltiples hematomas y desplazamiento de riñón.

La menor fue conducida el domingo al hospital porque sentía molestias y mareos, aunque volvió a casa, donde debe guardar reposo. Melisa manifestó que ninguna de sus dos hermanas quieren regresar al colegio, lo que sí harán los menores involucrados en la agresión, lamentó. - Efe