Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El abogado de El Prenda cuestiona las “interpretaciones subjetivas” del juez

Agustín Martínez Becerra afirma que los mensajes de WhatsApp “sólo reflejan falta de educación y machismo”

Martes, 11 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:07h

PAMPLONA- El abogado Agustín Martínez Becerra, que representa a José Ángel P.M., defendió ayer la presunción de inocencia de su cliente y negó el uso de la burundanga en los abusos de Córdoba. “Le puedo asegurar que no hay nada eso. ¿Para qué necesitarían aplicar violencia si se ha aplicado un inhibidor de la voluntad?”, insistió el letrado ayer en un programa de la cadena Telecinco, donde también se quejó de las “interpretaciones subjetivas” que según él ha realizado el juez del caso. “Está haciendo una interpretación subjetiva de lo que ve y que llega a ser absolutamente absurda. Hay interpretaciones que realiza su señoría buscando un acomodo para su propio criterio y que va mucho más allá de cualquier criterio lógico”, aseveró.

En todo momento, Martínez aseguró que “los chicos son inocentes” y que no se produjo delito de violación ni en Pozoblanco ni en Pamplona, si bien tachó de “lamentables” las expresiones que utilizaron los detenidos y sus amigos en WhatsApp. “Todos los mensajes que forman parte de la declaración sólo reflejan la falta de educación y machismo, pero en ninguno de los mensajes se reconoce el delito ni se recoge ninguna mecánica delictiva”, destacó el abogado, que fue más allá al afirmar que “la lectura de estos mensajes puede que produzca estupor porque son despreciables, pero esos mensajes hay que colocarlos en las conversaciones y no colocarlos de forma estratégica. Sólo son comentarios de gente que a través de su nivel intelectual utiliza expresiones desafortunadas”.

Martínez reivindicó “un derecho fundamental que es el de presunción de inocencia, algo que con ellos está quedando prácticamente desvirtuado y es algo injusto y deplorable. Esta semana he tenido que leer artículos que son basura periodística y que van más allá de ejercer la profesión. No se ha acreditado nada. Hay dos denuncias completamente diferentes y habrá que esperar al juicio. Lo que sería basura sería que se hubiese echado por tierra la vida de cinco personas culpándoles de delitos que no han hecho, porque yo estoy seguro de que no lo han hecho”. - D.N.