Editorial de diario de noticias

Políticas para los desfavorecidos

El impulso dado por los cuatro partidos que sostienen al Gobierno y por el PSN a las leyes de Renta Garantizada y Vivienda plasma el compromiso por aplicar políticas sociales que alcancen a los más desfavorecidos

Sábado, 15 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:07h

El desarrollo, extensión y cobertura de las políticas sociales es uno de los puntos nucleares del Gobierno del cambio en Navarra. Así lo puso de manifiesto de manera insistente desde el comienzo de la legislatura la presidenta Uxue Barkos y ese compromiso adquirido no ha quedado en palabras huecas. El Ejecutivo sustentado por el cuatripartito superó el pasado jueves en el Parlamento el trámite previo de la toma en consideración para su posterior debate y aprobación en la Cámara de las leyes de Renta Garantizada y Vivienda, dos ejes fundamentales -junto al Plan de Empleo- para la intervención en materias sociales con las personas con más dificultades económicas o más desfavorecidas. Un respaldo importante -al que se sumó en este arranque parlamentario el PSN- a estos proyectos estrella que coinciden en el tiempo con el informe que señala a Navarra como la comunidad con la menor tasa del Estado en exclusión social y pobreza, porcentaje que comenzó a remitir ligeramente a partir de 2015. Ese impulso a las nuevas leyes va a permitir extender a 2.800 personas más la nueva Renta Garantizada;asimismo, aumentará su cuantía para el 80% (unas 30.000 personas) que ya percibían la Renta de Inserción Social. En materia de vivienda, la nueva norma persigue -con un catálogo amplio de novedades en materia de alquiler protegido, bajada del precio del módulo y ayudas a la rehabilitación- facilitar el acceso a las clases medias y bajas afectadas por la crisis y la recesión económica, así como a los jóvenes que buscan independizarse y emprender un nuevo proyecto vital. De la necesidad de actuar en estos ámbitos, máxime tras el periodo de recortes aplicado en la anterior legislatura por el Gobierno de UPN, habla por sí solo el citado informe sobre El estado de la pobreza y en el que, pese a los datos positivos referidos a Navarra, no se pueden obviar unas cifras que obligan a profundizar en esa políticas. Ahí están esas 15.000 personas que viven en situación de pobreza extrema en la Comunidad Foral, sobreviviendo con ingresos inferiores a 332 euros mensuales o esas 83.000 que se encuentren en riesgo de pobreza o, en fin, el espectro de personas mayores a quienes la pensión malamente les sirve para su manutención. Todo ese paisaje de gentes necesitadas requiere de actuaciones decididas y de políticas comprometidas que vayan cerrando esa brecha social que de no aplicar remedios podría acabar derivando en indeseados conflictos.

Más sobre Editorial

ir a Editorial »

Últimas Noticias Multimedia