Acuerdo global para reducir el calentamiento del planeta

Unos 200 países llegaron a un pacto para eliminar gases utilizados en aerosoles y sistemas de refrigeración

Entrará en vigor a partir de 2019 con varias excepciones

Domingo, 16 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:08h

Los HFC se originan en frigoríficos y aires acondicionados entre otros sistemas de refrigeración.

Los HFC se originan en frigoríficos y aires acondicionados entre otros sistemas de refrigeración. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Los HFC se originan en frigoríficos y aires acondicionados entre otros sistemas de refrigeración.

kigali (ruanda)- Cerca de 200 países alcanzaron ayer un histórico acuerdo en Kigali para eliminar gradualmente los hidrofluorocarbonos (HFC), unos gases utilizados en sistemas de refrigeración, espumas y aerosoles que tienen un fuerte impacto sobre el calentamiento del planeta.

La medida, una enmienda del Pacto de Montreal de 1987 que incluye a las dos grandes economías del mundo, China y Estados Unidos, llega tras una semana de conversaciones y una intensa noche de negociación en la capital de Ruanda, y su aplicación podría evitar un aumento de medio grado en la temperatura de la Tierra durante este siglo.

Los hidrofluorocarbonos son uno de los mayores agentes generadores del efecto invernadero, ya que retienen una cantidad de calor “miles de veces” superior a la que atrapa el dióxido de carbono y tienen una larga permanencia en la atmósfera, según el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Sus emisiones están creciendo a un ritmo de un diez por ciento anual, especialmente en los países en desarrollo con una clase media en expansión y climas cálidos.

Según el acuerdo, bautizado como Enmienda de Kigali, los países desarrollados comenzarán a disminuir gradualmente su uso en 2019, mientras que los que están en vías de desarrollo congelarán sus niveles de consumo entre 2024 y 2028.

El acuerdo contempla excepciones para los países con altas temperaturas ambientales, para que su ritmo de eliminación sea más lento, aunque se espera que a finales de los 40 todos los firmantes del Protocolo de Montreal no consuman más del 20% de sus actuales niveles.

Los miembros también acordaron la creación de un fondo de financiación para la reducción de los HFC, cuyo coste se estima en miles de millones de euros.

No obstante, la cantidad exacta con la que se dotará este fondo no será fijada hasta la próxima reunión del Pacto, prevista para 2017, en la que se dará prioridad a las ayudas para la investigación y el desarrollo de alternativas asequibles a estos gases.

Actualmente, los estudios se centran en sustancias que no dañan la capa de ozono y que tienen un menor impacto sobre el clima, como el amoníaco o el dióxido de carbono.

“No es frecuente tener la oportunidad de lograr una reducción de 0,5 grados mediante la adopción de un solo acuerdo global”, reconoció el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, tras la adopción del acuerdo.

“Si continuamos recordando el alto riesgo que existe para cada país en la Tierra, la transición global hacia una economía basada en la energía limpia acelerará”, vaticinó.

Según el director ejecutivo del PNUMA, Erik Solheim, la enmienda introducida en el Protocolo de Montreal es “la mayor contribución del mundo” a los acuerdos de la cumbre climática de París.

“El año pasado en París se prometió mantener el mundo a salvo de los peores efectos del cambio climático. Hoy en día estamos cumpliendo esa promesa. La transformación verde es irreversible e imparable”, remarcó.

El Protocolo de Montreal, que entró en vigor el 1 de enero de 1989, fue diseñado para proteger la capa de ozono reduciendo la producción y el consumo de sustancias que generan su desgaste, aunque con el paso de los años incluyó en su agenda el calentamiento global.

Según la ONU, el Protocolo ha conseguido la eliminación del 98% de estas sustancias y ha evitado que dos millones de personas al año contraigan cáncer de piel. - Efe

greenpeace

sustitutos naturales al HFC

Crítica. Greenpeace celebró ayer que el acuerdo sea “un paso más” en la lucha para mantener el aumento de la temperatura del planeta por debajo de 1,5 grados, pero ha matizado que su éxito dependerá de la rapidez con la que se retiren. “Los HFC son los gases de efecto invernadero que más han aumentado en los últimos años y la amenaza creciente que plantean estos supergases de efecto invernadero exige que su eliminación sea mucho más rápida de lo planteado. Es decepcionante que, en virtud de este acuerdo, algunos HFC aún estarán en uso en 2047”, criticó Greenpeace en un comunicado. La organización ecologista explicó que el éxito de este acuerdo será determinado por cómo los países en desarrollo puedan saltarse los HFC, y por la cantidad de países que pueden evitar alternativas químicas tóxicas como las HFO, y adoptar los refrigerantes naturales.

hasta 2028

Excepciones. Los países con altas temperaturas ambientales podrán congelar sus niveles de consumo entre 2024 y 2028.

naciones unidas

ban ki-moon “ofrecerá beneficios considerables en las próximas décadas”

El presidente de Naciones Unidas celebró el acuerdo y destacó que “frenar su uso ayudará a limitar

el calentamiento del planeta a corto plazo”.

calentamiento global

0,5°

Esta medida podría evitar un aumento de medio grado en

la temperatura de la Tierra

durante este siglo.

Últimas Noticias Multimedia