A la contra

Comparaciones

Por Jorge Nagore - Domingo, 16 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:08h

el día que le dieron a Dylan el Nobel la insigne Isabel San Sebastián dijo en Twitter que ya que habían elegido a un cantautor por qué no habían elegido a tal o cual y entre esos citó a Sabina, que eran “mejores”. Una persona le preguntó si estaba segura de que literariamente Sabina era mejor que Dylan y San Sebastián dijo que “sin ninguna duda”. Afirmó -y le creo- conocer las canciones de Dylan y, además, saber inglés, lo que demostró en vivo. Comprendo que a alguien -muchísima gente- no le guste Dylan o que incluso lo detesten o que se critique el hecho de que un no escritor al uso gane el Nobel de Literatura, pero hay cuestiones que no son temas de este me parece mejor que este o este mejor que aquel. Afirmar que Sabina es literariamente mejor que Dylan es o fruto de haber bebido casi tanto como Sabina o, sencillamente, conocer solo las 3 canciones básicas de Dylan en España -Blowin in the wind, Like a Rolling Stoney Hurricane- y desconocer las aproximadamente otras 150 letras que Sabina hubiese matado por escribir. Sabina, que ha reconocido sin problema que Calle Melancolíaes casi un plagio de Desolation Rowy que Princesa casi lo es de Like a Rollin Stone, es un buen letrista que del 80 al 99 tuvo unos años creativos de los que salieron 20 muy buenas canciones -que es una cifra muy alta-. Desde entonces, nada. Pero es que Dylan lleva desde 1962 pariendo discazos, pariendo 150 letras homéricas, en el 97 se sacó de la manga Time Out of Mind, luego Modern Times en el 2006 y Tempest en el 2012, amén de canciones sueltas que Sabina y otros no huelen ni de lejos. Es una puta apisonadora rusa, con 20, 30, 40, 50, 60 y 70 años. Y por eso se le da el Nobel, porque, gustos al margen, muy respetables, el volumen y calidad de lo producido por este señor respecto a otros es inalcanzable. Lo sabe Sabina y todos los citados por San Sebastián, que no se entera.

Últimas Noticias Multimedia