Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Iceta, reelegido líder del PSC, llama al PSOE a no ser “la muleta del PP”

El candidato defensor del cambio “suave” se impone a su rival, Núria Parlon, con el 54,14% de los votos

Domingo, 16 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:09h

Miquel Iceta, durante su intervención, tras ser reelegido líder del PSC en las elecciones primarias del partido.

Miquel Iceta, durante su intervención, tras ser reelegido líder del PSC en las elecciones primarias del partido. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Miquel Iceta, durante su intervención, tras ser reelegido líder del PSC en las elecciones primarias del partido.

barcelona- El primer secretario del PSC, Miquel Iceta i Llorens (Barcelona, 1960), revalida el cargo tras proclamarse ayer vencedor de las primarias del partido con el 54,14% de los votos. Se impuso a su única rival, la número dos del partido y alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), Núria Parlon, que logró el 45,86% de los apoyos. El resultado ajustado al que apuntaban todos los pronósticos se acabó confirmando. Iceta logró un total de 4.889 votos y Parlon 4.141, registrándose un total de 9.031 votos a las candidaturas. En total, se emitieron 9.115 votos, un 50,82% del censo total, y de ellos 11 (0,12%) fueron nulos y 73 (0,80%), blancos.

El cambio “suave” del partido que defendía Iceta se ha impuesto a la renovación profunda que prometía Parlon, y la militancia ha premiado su solvencia y su tarea para estabilizar el PSC en un momento de caída libre electoral. Iceta, que prometió ayer una dirección “coral” y un PSC unido para volver a liderar la izquierda, reconoció tras votar que la crisis interna del PSOE y la posible abstención para facilitar la investidura de Mariano Rajoy (PP) será “el reto más inmediato” que deberá afrontar.

El líder catalán tiene claro que los diputados del PSC en el Congreso votaran no a Rajoy aunque suponga romper la disciplina de voto del PSOE: a su juicio, es lo más coherente porque es lo que decidió el Comité Federal y porque el PSC no puede apuntalar un Gobierno del PP que ha contribuido a “dinamitar” las relaciones entre la Generalitat y el Estado.

Tras proclamarse vencedor Iceta aseguró que el PSOE “no puede ser la muleta del PP” y facilitar que siga en el Gobierno gracias a la abstención de los diputados socialistas. “Quiero mandar un mensaje claro a los compañeros del PSOE: escuchar a la militancia es bueno, ser coherentes con la posición política es bueno”, destacó. Iceta instó a “encontrar la manera entre todos de no decepcionar a millones de socialistas” que probablemente ya sufrieron una decepción con las escenas de tensión y el desenlace que se produjeron en el último Comité Federal del 1 de octubre que culminó con la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general.

Los militantes ya han sufrido suficiente y “no pueden quedar decepcionados por las decisiones que finalmente tomen todos los socialistas de España” ante la investidura de Rajoy. “Hay que proporcionar cuanto antes un gobierno progresista y no ser muleta de un gobierno conservador” y defender estas ideas responde a la voluntad amplísimamente mayoritaria de militancia y electores, aseguró.

el fontanero del socialismoTras décadas de militancia y de pasar por todos los escalones posibles del PSC, donde siempre fue el experimentado fontanero que trabajaba a la sombra de otros, Iceta se ha reivindicado como el líder que ha desacomplejado al partido justo cuando el socialismo sufre una crisis de personalidad. Haciendo valer su experiencia política en unos momentos incómodos para su formación tanto en el debate soberanista como en la crisis del PSOE, fue ayer reelegido para dirigir a los socialistas catalanes durante los próximos cuatro años. Puede que haya pesado más su liderazgo consolidado tras pacificar un partido hecho añicos internamente hace poco años, o bien su papel de hombre fuerte del PSOE, donde ha sido uno de los barones más leales a Pedro Sánchez. O quizás su estilo cercano y natural, que le han llevado a convertirse en un icono pop socialista. Su baile desinhibido a ritmo del Don’t stop me now de Freddie Mercury en la campaña de las elecciones catalanas de 2015, le erigió en fenómeno viral, sobre todo por una espontaneidad poco habitual en el encorsetado mundo político.

Iceta, que destaca en la distancia corta por su sentido del humor e ironía, es uno de los grandes ideólogos del PSC. Adicto a la Coca-Cola Zero -antes prefería la Light- y amante de los gatos, en 1999 fue uno de los primeros políticos españoles en declarar públicamente su homosexualidad. Sueña con trabajar en una librería cuando deje la política, pero su debilidad es la música y en sus listas no faltan Elton John, Tina Turner y Queen, incluso su melodía de llamada de móvil es September. Y es incapaz de no mover la cadera si a su alrededor suena una canción setentera. Y entre baile y baile, busca reivindicar que su sabia vieja puede ser aire fresco para que la rosa del PSC no se marchite en la travesía por el desierto que se augura para el socialismo. - Efe

Últimas Noticias Multimedia