Los sacerdotes de Italia, desbordados por las peticiones de exorcismos

Lunes, 17 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:08h

Italia- Cada vez más italianos recurren a la Iglesia Católica porque sienten estar poseídos por el demonio. Según el máximo responsable de este cometido en el Vaticano, el sacerdote Vicenzo Taraborelli, cada año medio de millón e italianos piden ayuda para someterse a un exorcismo, el ritual dirigido por un sacerdote con el debido permiso de su obispo y destinado a liberar a una persona de influencias malignas. Taraborelli sustituyó al famoso exorcista Gabriel Amorth, muerto el pasado 16 septiembre a los 91 años de edad, tras una larga experiencia como exorcista oficial desde mediados de los años ochenta. Primero Amorth y ahora Taraborelli han demandado cada vez con más frecuencia que la Iglesia aumente el número de sacerdotes especializados en exorcismos para atender el creciente número de solicitudes de fieles que creen estar poseídos por el demonio. La diócesis de Milán ha doblado el número de sus exorcistas y en Roma se ha instalado un teléfono exclusivo para atender estos casos.