Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Enrique Martín Monreal Entrenador de Osasuna

“Espero que ganemos de una puñetera vez y ya está;lo que pueda venir después no me preocupa”

Enrique Martín Monreal (Campanas, 1956) habló ayer en Tajonar sobre el partido que esta noche disputa Osasuna en Eibar y de unos cuantos asuntos más

Texto Javier Leoné Fotografía Mikel Saiz - Lunes, 17 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 06:09h

Enrique Martín Monreal camina cabizbajo por el césped de uno de los campos de las instalaciones de Tajonar durante el entrenamiento de ayer.

Enrique Martín Monreal camina cabizbajo por el césped de uno de los campos de las instalaciones de Tajonar durante el entrenamiento de ayer.

Galería Noticia

Enrique Martín Monreal camina cabizbajo por el césped de uno de los campos de las instalaciones de Tajonar durante el entrenamiento de ayer.

Pamplona- El técnico navarro aprovechó la rueda de prensa de ayer para pedir “disculpas” por haber suspendido su comparecencia de la semana pasada al estar “más pendiente” de su salud, después de la subida de tensión que tuvo en el encuentro contra Las Palmas. El entrenador de Osasuna, que agradeció públicamente el interés de los aficionados por su estado, manifestó que asume que los resultados marcan el futuro de los entrenadores, pero matizó que se fía más de sus conversaciones privadas con el presidente, Luis Sabalza, que de lo publicado en los medios de comunicación. De todo esto habló ayer Martín, que confirmó que Oier es baja casi segura para el partido de hoy en Eibar, que Javi Álamo o Aitor Buñuel ocuparán su puesto, que la estrategia será decisiva en Eibar y que se encuentra en plena forma. “Estoy bien, fuerte, con muchas ganas y con las ideas muy claras”, dijo, para matizar de seguido que “luego ya depende de los futbolistas”. Un buen puñado de mensajes.

¿Cómo está el equipo después de 16 días sin competición?

-Hemos trabajado bien y tenemos muchísimas ganas de conseguir nuestra primera victoria. En Eibar tenemos la oportunidad, aunque sabiendo las dificultades.

¿Les ha venido bien el parón liguero de dos semanas?

-Te da margen para hacer más cosas sin la prisa de la competición y todo lo puedes hacer con un poquito menos de ansiedad. Ha sido un trayecto interesante y ahora lo tenemos que plasmar en el campo, pero sabiendo que es un partido complicado, aunque debemos competir y dar un par de vueltas más a la tuerca para que esos detalles que nos han perjudicado hasta ahora nos vengan a favor.

¿Cómo le sentaron las declaraciones del presidente del club, Luis Sabalza, dejando entrever que los partidos ante Eibar y Betis podrían marcar su futuro como entrenador de Osasuna?

-Me fío más de mis conversaciones particulares que de lo que pueda leer por ahí porque, a veces, la realidad es interpretable. Si yo estoy contigo vis a vis, el mensaje es claro, con lo cual, todo eso que ha salido publicado... Además, desde el momento que firmas un contrato empiezas a ser cesado. ¿En qué kilómetro? No tienes ni idea. Ésta es la vida del entrenador. Se puede hablar de muchas cosas, pero uno tiene que tener claro dónde está y a dónde va. Y yo lo tengo muy claro.

Habla de “conversaciones particulares”. ¿Son recientes?

-Sí, sí. Anteriores, recientes y constantes, pero luego cada uno interpreta las historias. ¿Dos partidos? Pues dos partidos, qué pasa. No me voy a acochinar. En realidad, no me han dado nada. De momento tengo un partido. Vamos a comer hoy y ya veremos qué cenamos esta noche. La vida se nos va rápidamente y hay que aprovecharla. ¿Pensar en mañana? Si nadie sabe si va a llegar a mañana. Espero que ganemos de una puñetera vez y ya está, pero, si no ganamos, no me voy a suicidar. Es un partido en juego y cuando juegas te puede tocar ganar y perder. El fútbol es siempre la misma película y el primero que lo tiene que interiorizar es el entrenador, y también los futbolistas. Si no somos conscientes de dónde estamos y a dónde vamos, pues cada uno que tire por donde quiera. La idea parte con una historia. A partir de ahí, yo me dedico a entrenar y trabajar para que los chicos estén bien y para ganar. Pero no voy a entrar a ningún capotillo porque aquí el que torea soy yo, no soy el toro.

¿Puede marcar el partido con el Eibar el futuro de su equipo?

-Sería importante ganar en Eibar y ganar al Betis porque entiendo que así nos metemos en el paquete. Y con esa idea vamos. Estamos trabajando muy bien y con intensidad, no tengo ninguna queja de cómo se está trabajando, pero a veces se buscan cosas donde no hay, pero esta película ya me la sé de cuando jugaba. Que si el entrenador se había pegado con alguien, que si no sé qué, que si no sé cuántos. Pues que sepáis que me llevo fenomenal con toda la plantilla, que todos trabajan fenomenal y que la única historia que puede pasar aquí es que manden a Martín a casa por los resultados, pero no por malos rollos ni nada de eso.

Mendilibar, entrenador del Eibar, ha dicho esta semana que espera a un Osasuna que salga a por su rival.

-Pues no lo sé. Inconscientemente quizá tengamos... No voy a decir ansiedad, pero tenemos muchas ganas de ganar y eso no nos debe hacer equivocarnos. Tenemos que ganar, pero desde la compostura, porque igual es lo que ellos quieren, que vayamos a por ellos para luego pillarnos. Tengo claro cómo puede ser y seguro que van a ser pequeños detalles los que marquen el resultado. El que marque primero va a completar un gran recorrido para ganar.

Varios jugadores de Osasuna han mostrado públicamente su apoyo a Enrique Martín Monreal como entrenador. ¿Qué siente?

-Agradezco las palabras de los jugadores, pero me sorprende tanta insistencia en esa pregunta. Aquí nos conocemos todos, pero no voy a decir más. Estoy muy contento de que los jugadores manifiesten su opinión y seguro que puede haber alguien que no está contento porque no juega, pero insisto en que no hay ningún mal rollo de ningún tipo por mucho que quieran buscar. Y sé que están buscando.

¿Hay en Ipurua algo más que tres puntos en juego?

-No pienso más allá de los tres puntos. No me preocupa lo que pueda venir después. Lo que quiero es lo mejor para Osasuna, quiero que ganemos el máximo de partidos y no estoy pensando en nada más. ¿Y si se pierde? ¿Y si no se ganan los dos partidos? ¿Te mandarán a casa? Pero le doy la vuelta. ¿Y si ganamos? ¿Qué pasa? Son todo hipótesis. Pero esto es fútbol y, si no sabes dónde estás, es mejor que te vayas para casa. Tú te muestras y a uno le puede gustar tu planteamiento y a otro nada, pero hay que aceptarlo y respetarlo. Puedo estar de acuerdo contigo o no, pero respetaré tu opinión. Sin embargo, hay veces que en las opiniones se hacen unos juicios de valor excesivamente radicales y sin pensar mucho. Pero cada persona es libre. Yo también. Porque aquí parece que solo puede hablar la gente y uno tiene que callarse. Hay libertad de expresión, cada uno puede hablar lo que quiera. Nadie está en posesión de la verdad absoluta.

La situación que se ha generado en torno a su figura no parece la más adecuada para afrontar un partido tan importante.

-Es lo que hay. Tampoco puedes cambiar la historia. Hay que ser consciente de dónde venimos, cómo venimos y no dejarse llevar por la historia. Pero es curioso. Cuando hay tanto y tanto dinero, a veces la gente se vuelve loca. No pasa en Osasuna, pero conozco a gente que le ha tocado más de un millón de pesetas en alguna quiniela y, lejos de ser un beneficio, fue la perdición. Por eso es importante saber de dónde venimos, cómo venimos, con qué venimos y a dónde queremos ir. Desde mi punto de vista, hay que reflexionar mucho. El que quiera. Y el que no quiera, es libre y puede optar por el camino que quiera.

¿Qué piensa cuando escucha hablar de que la permanencia en Primera es un “objetivo irrenunciable” para Osasuna?

-En muchas cosas, pero ahora no me voy a manifestar.

¿Qué quiere ver de su equipo en Eibar que no haya visto todavía?

-Mucha contundencia defensiva, que es lo que nos ha faltado en este trayecto. Y esto, por mucho que lo trabajes, depende del individuo. Tienes que comerte al que tienes enfrente. Es un compromiso contigo mismo para salir airoso y beneficiarte tú como individuo y el equipo como grupo. Esos pequeños detalles nos han hecho que en estos momentos tengamos tres puntos.

Oier no ha entrenado hoy.

-Tiene un problema lumbar y probablemente no juegue. No quiero jugar a doctor, aunque todo el mundo opina de fútbol y medicina, pero tiene más posibilidades de no cambiarse que de jugar. Así que no puedo decir que van a jugar Oier y diez más, pero sí que lo van a hacer Nauzet y diez más.

Y Digard, ¿no?

-También va a jugar. Todavía no está al nivel que debe estar y que yo le conozco, pero nos va a venir muy bien. Es contundente en el choque, va bien por arriba, tiene buen desplazamiento de balón y es fuerte en el cuerpo a cuerpo. Espero que le respeten las lesiones y tenga continuidad.

las claves

“En Eibar quiero mucha contundencia defensiva, que es lo que nos ha faltado hasta ahora”

“Es importante saber de dónde venimos, cómo venimos, con qué venimos y a dónde queremos ir”

“Me llevo fenomenal con toda la plantilla y no hay ningún mal rollo por mucho que lo quieran buscar”

Últimas Noticias Multimedia