Danza en Barañáin, con Carmen Larraz y Josune Gorostegui

Mostrarán hoy parte del trabajo que han desarrollado en sendas residencias en el Auditorio

Jueves, 9 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

pamplona- Las bailarinas navarras Carmen Larraz y Josune Gorostegui se subirán esta tarde, a partir de las 20.30 horas, al escenario de Auditorio Barañáin para mostrar al público el trabajo que han realizado a los largo dos meses y medio en las residencias en este espacio escénico. Unas residencias que han tenido por objeto ahondar en los proyectos que estas dos profesionales de la danza llevan desarrollando durante años.

la transmutaciónEn el caso de Carmen Larraz, el trabajo se centrará en la transmutación, la transformación como proceso personal necesario para evolucionar, pero también como proceso social. “La sociedad quiere un cambio, la humanidad quiere un cambio, el sistema necesita un cambio, pero quizá ese cambio depende de la capacidad de cada persona de cambiar su perspectiva del mundo”, afirma Larraz, que a través del lenguaje del movimiento quiere hacer reflexionar al público.

Después de estudiar en Pamplona y Madrid, Larraz fue becada por la escuela P.A.R.T.S, para realizar el x-group. Ha trabajado con diversos coreógrafos en Europa y en 2009 comenzó en España su trayectoria como creadora. En el 2013, en colaboración con profesionales de la danza, música, circo y artes audiovisuales creó la compañía Dínamo Danza, con la que estrenó Flecha Rota, que en 2014 recibió un premio en el certamen Zawirowania, y en 2015 giró en diversos festivales nacionales e internacionales. El pasado año fue un año lleno de éxitos para esta bailarina. En colaboración con Quinteto Bortz, llevó a cabo la creación coreográfica para El Rapto de Europa y recibió el segundo premio en el Solo Dance Contest Gdansk Dance Festival, con su solo Dynamo. Y, como colofón, lanzó la primera edición del festival de verano Danzad Danzad Malditos.

lo viejo y lo nuevoJosune Gorostegui, por su parte, se propuso investigar durante su residencia sobre “lo viejo (lo aprendido, lo que sale automático) y lo nuevo (habitar el deseo con direccionalidad, arriesgando), en base a un texto de Joseph Conrad como pretexto y medio de transporte para saber dónde están en el cuerpo esos conceptos, esos sonidos. Los sonidos del cuerpo incluida la palabra que conectan directamente con lo más inconsciente del cuerpo”. Una apuesta arriesgada que, sin embargo, le ha servido para potenciar su desarrollo personal y profesional.

Gorostegui empezó en el teatro hace ya 27 años de la mano de Legaleon-t. Pronto se interesó por artistas de la danza y la performance y hace una década empezó a realizar sus propias creaciones. De este tiempo es Chica King Kong, un concierto punk en el que es la palabra y no la música es la que establece la relación más que directa con el público. También ha creado Teatro Que Madura y en los últimos años ha hecho cine. - D.N.

Últimas Noticias Multimedia