Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

4 años de cárcel por atar y amordazar al joven que iba a conocer a su hija

El chico se desplazó a la Ribera tras contactar con la chica por Internet y la familia le recibió a palos

Enrique Conde - Miércoles, 22 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Fachada del Palacio de Justicia de Pamplona.

Fachada del Palacio de Justicia de Pamplona. (Foto: Oskar Montero)

Galería Noticia

Fachada del Palacio de Justicia de Pamplona.

pamplona- No fue una bienvenida como tal. Al que se supone que podía ser un nuevo integrante de la familia, en lugar de invitarle a cenar o recibirle al calor del hogar, se le dejó doblado a golpes y retenido en contra de su voluntad. Y aunque él, de inicio, decidió presentar una denuncia por aquella paliza que recibió, en el momento del juicio decidió retractarse, quizás porque los acusados a los que en primer lugar incriminó, dijo que ahora eran su familia. Este asunto arranca en agosto de 2014, cuando el chico, un joven de origen magrebí y vecino de Madrid, solo había conocido por Internet a otra joven, afincada en una localidad de la Ribera y también marroquí, y se disponían a desvirtualizarse y ponerse rostro en persona. Para ello habían quedado en el pueblo de ella y hasta que llegara el encuentro, él permaneció alojado en un hotel. Sin embargo, todo se torció.

El padre de la chica, A.E., se enteró de la cita y decidió por su hija. Así, acudió con su hijo, y hermano de ella, al encuentro del otro joven y se lo llevaron a casa, donde una vez dentro le pegaron una paliza con un palo y a puñetazos. Además, le tuvieron por espacio de 20 minutos atado y retenido en contra de su voluntad en una habitación, hasta que le dejaron salir sangrando y con hematomas en las extremidades, espalda y abdomen que tardaron 10 días en curar. Su novia por Internet, es decir, la propia hija de A.E., también fue golpeada por este con el palo. Lejos de que la relación se rompiera, el herido declaró en el juicio que ahora estaba casada con la joven y que lo que contó en aquella denuncia no era así. Apenas respondió a algunas preguntas y solo dijo que aquel día estaba borracho y apenas se acordaba de nada.

Sin embargo, la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra ha condenado al supuesto agresor principal, A.E., a cuatro años de cárcel por un delito de detención ilegal y a otros cuatro meses por un delito de lesiones, además de una orden de alejamiento respecto a su propia hija de un año superior a su condena. A su mujer e hijo les condenan también por una falta de lesiones a 360 euros de multa.

policías y forenses, claveLa condena se basa fundamentalmente en las declaraciones de los policías forales que acudieron a atender el suceso y al testimonio de los médicos forenses objetivando las lesiones que presentaba la víctima. Los agentes declararon que, al encontrar a este en el hotel en el que se alojaba, presentaba múltiples golpes por todo el cuerpo, y sangraba y tenía marcas en las muñecas, por lo que le acompañaron al centro médico en donde fue atendido de sus lesiones. Además, en el registro de la vivienda de los acusados los agentes encontraron en un cubo en la cocina un palo con restos de sangre y las cuerdas y además se percataron de que el suelo de la cocina estaba recién fregado.

Según los informes médicos, tanto las lesiones que presentaba él como las de su novia eran compatibles cronológicamente y con el mecanismo narrado, de que fuera golpeado con un palo, recibiera puñetazos en la cara y hubiera sido atado con cuerdas. Estos indicios externos acreditados mediante prueba directa hacen que le otorgue la credibilidad y fiabilidad requerida a su denuncia para fundamentar la sentencia condenatoria.

Últimas Noticias Multimedia