liga eba | Ardoi 79 - Valle de Egüés 75

Derbi de infarto

liga eba | el megacalzado ardoi empata el partido sobre la bocina y acaba derrotando en el tiempo extra a un valle de egüés muy combativo

Iñigo Munárriz - Iñaki Porto - Lunes, 27 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Pope Urtasun penetra a canasta ante la defensa de Santesteban.

Pope Urtasun penetra a canasta ante la defensa de Santesteban. (Iñaki Porto)

Galería Noticia

Pope Urtasun penetra a canasta ante la defensa de Santesteban.

MEGACALZADO ARDOI Zabaleta (16), Gómez (6), Uriz (5), Savitski (15), Urtasun (21) -cinco inicial- Campos (6),López (10).

VALLE DE EGÜÉS Moral (5), Konan (15), Sangüesa (7), Del Río (5), Santesteban -cinco inicial- Ayerra (3), Urdiain (10), Yarnoz (3), Tew (4), Valderrey (19), Gueye (4).

Parciales 7-11, 18-15, 15-16, 26-24 y 13-9.

Árbitros Pérez y Restrepo.

Pabellón Municipal de Zizur Mayor. Lleno.

Pamplona- Si se pudiera crear el derbi perfecto, sin duda tendría mucha intensidad, un poco de polémica, una remontada memorable, canastas sobre la bocina y una prórroga para repartir justicia. Todo eso se vivió ayer en Zizur en el segundo derbi de la temporada del baloncesto navarro. El triunfo se quedó en casa, el Ardoi fue más sólido en los momentos finales, pero todo lo que sucedió antes del bocinazo es digno de preservar en algún rincón de la memoria.

El primer cuarto fue un despropósito de errores, porcentajes ridículos y muchas imprecisiones. Cuando juegas contra el vecino los nervios afloran. 7-11 finalizó el parcial. Tras la reanudación el partido ganó en ritmo y acierto. Savitski y Urtasun dieron un tirón en el marcador, pero la entrada de Javi Valderrey (duda por una lesión de tobillo) dio alas a los de Egüés. 25-26 al ecuador del choque.

Valderrey siguió entonado en el tercer parcial, mostrando su buena muñeca desde la larga distancia. Los de Larraya consiguieron un pequeño colchón de 6 puntos (27-33) pero Ardoi no parecía incomodo haciendo la goma. Un triple de Pablo López dio carpetazo a un tercer cuarto intenso y que dejaba todo por decidir en los últimos 10 minutos (40-42).

Se presuponía un final ajustado, pero difícilmente alguno de los presentes podía intuir un desenlace tan agónico. Serge Konan, jugador referencia del Egüés, asumió galones con cinco puntos consecutivos. Una bandeja a la contra de Óscar Moral y un gancho de Del Río ponían la máxima de 11 para Egüés.

No obstante, los chicos de Casimiro no cejaron en su empeño y lograron acortar la renta. El viento se les puso a favor cuando a falta de 2:27, Konan fue eliminado por faltas.

Con 23 segundos en el reloj y 61-64 en el marcador Ardoi tenía una bola para forzar la prórroga, el cuero llegó a la esquina, a las manos de López, que con sangre fría clavó un triple para empatar el duelo. Turno para Egüés. Antes de poner el balón en juego, Josu Sangüesa recibió una falta. Polémica señalización, ya que implicaba dos tiros libres y posesión. 64-66 para los visitantes tras el paso por la franja. Egüés se limitaría a perder el tiempo y los de Zizur debían forzar la falta. Valderrey recibió el balón y le mandaron a la línea de personal con 10 segundos de juego. El base erró los dos lanzamientos y Ardoi volvió a creer en los milagros.

Zabaleta recibió la pelota, lanzó un gancho poco ortodoxo, rebotó en el aro varias veces y la providencia quiso que el balón pasara por el aro. Había prórroga.

Hay una ley no escrita que dice que el tiempo extra es para el equipo que viene desde atrás, y ayer se volvió a cumplir. Los de Casimiro estuvieron más enteros física y moralmente, y aunque a falta de un minuto el marcador era 74-73, los azules tuvieron más poso y más temple en los instantes finales. Un tiro libre de Savitski finiquitó el encuentro (79-75). Enorme esfuerzo, enorme final, enorme derbi.

Más sobre Otros Deportes

ir a Otros Deportes »

Últimas Noticias Multimedia