Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
deberá indemnizar a la víctima con 7.000€

Nueve años y 6 meses de cárcel para el acusado de incendiar la casa de su exmujer en Cascante

EFE - Martes, 18 de Abril de 2017 - Actualizado a las 13:33h

Vista exterior del Palacio de Justicia de Navarra.

Vista exterior del Palacio de Justicia de Navarra. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

Vista exterior del Palacio de Justicia de Navarra.

PAMPLONA. La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha condenado a un total de 9 años y 6 meses de prisióna un acusado de haber incendiadola vivienda en la que residía su exmujeren Cascante(Navarra) el 24 de abril de 2013.

En la sentencia, que puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo, la Audiencia le impone un año de prisión por un delito de maltrato habitual, 6 meses por el delito de quebrantamiento de medida cautelar y 8 años por el delito de incendio con riesgo para la vida e integridad de las personas, en todos ellos con la concurrencia de la atenuante simple de alteración psíquica.

El procesado, además, deberá indemnizar a la víctima con 7.000 euros por el daño moral sufrido, así como con 242.064,81 euros por los perjuicios ocasionados en la vivienda. El fallo reconoce probado que mientras estaban casados el hombre "con ánimo de menospreciarla, de forma persistente y continua agredía verbalmente" a la mujer, lo que le llevó a ésta a poner fin a su matrimonio en 2012, si bien volvió sobre su decisión y dio una oportunidad a su marido, hasta que de forma definitiva la crisis conyugal abocó a la ruptura definitiva en marzo de 2013, lo que no fue aceptado por el hombre.

Este continuó merodeando la vivienda, generando situaciones tensas y haciendo temer por la integridad de la mujer, que sufrió un cuadro ansioso-depresivo. De hecho el hombre fue condenado como autor responsable de cinco faltas de injurias en 2013 y posteriormente, en marzo de 2015, fue condenado como autor responsable de una falta de vejaciones injustas por hechos sucedidos los meses marzo y abril del año 2013. El 24 de abril de 2013, siendo consciente de la medida cautelar que afectaba a su hijo mayor y que le impedía ir al que había sido su domicilio familiar, acudió al mismo, donde permaneció brevemente, para retornar unos quince minutos después, sobre las cuatro de la tarde, tras haber llamado por teléfono insistentemente a su exmujer "dándole a entender que se iba a quedar sin casa".

La mujer, temiendo que en la vivienda se encontrara su hijo menor, fue a su casa y accedió al interior, momento en el que el hombre "echó gasolina al suelo, tiró un soplete y prendió fuego a todo ello", si bien ella pudo salir corriendo, de forma que la deflagración se produjo cuando se hallaba a distancia de la vivienda, por lo que no sufrió daños. Si presentaba daños de envergadura la vivienda, hasta tal punto que el Ayuntamiento acordó su demolición. La reedificación de la vivienda y reposición del mobiliario ha sido tasada en 242.064,81 euros.

Se considera probado que en el momento de los hechos, el procesado padecía Trastorno de déficit de Atención e Hiperactividad en el adulto, síndrome de dependencia de cocaína y cannabis en remisión;síndrome de dependencia de otros estimulantes y ludopatía en remisión, que afectaba moderadamente a su capacidad de control de los impulsos.