Genial Raul García

EXHIBICIÓN | El navarro vence al celta con dos goles

Lunes, 1 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Raúl García celebra su segundo gol.

Raúl García celebra su segundo gol. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Raúl García celebra su segundo gol.

Celta 0

Athletic 3

CELTA Sergio Álvarez;Lemos, Sergi Gómez, Fontás, Roncaglia;Marcelo Díaz, Wass (Pape Cheikh, min.61), Jozabed (Señé, min.79);Bongonda, Hjulsager (Guidetti, min.70) y Beauvue.

ATHLETIC Kepa;De Marcos, Yeray, Laporte, Balenciaga;San José, Beñat (Mikel Rico, min.77);Lekue, Raúl García (Iturraspe, min.81), Muniain (Aduriz, min.84);Williams.

Goles 0-1, min.34: Raúl García;0-2, min.49: Raúl García;0-3, min.84: Mikel Rico.

Árbitro Fernández Borbalán (colegio andaluz). Amonestó a Fontás por parte del Celta de Vigo, y a Laporte por parte del Athetlic.

Incidencias Estadio municipal de Balaídos, ante 17230 espectadores.

vigo- El Athletic Club recupera la sexta plaza después de encadenar su cuarta victoria consecutiva, tras doblegar al Celta de Vigo con un doblete de Raúl García y otro gol de Mikel Rico, en un partido en el que los rojiblancos tuvieron ocasiones para conseguir un resultado mucho más amplio.

El dominio y las ocasiones fueron para el Athletic. Beñat y Muniain amenazaron;después Raúl García, tras una gran jugada de Lekue, y Williams, en una acción que inicia Beñat, probaron a un Sergio que salvó al Celta.

Cuando mejor estaba el Celta, llegó en primer tanto rojiblanco, a balón parado: saque de esquina de Beñat, Bongonda desvía mal y Raúl García le gana la partida a Fontás.

Esa gol destrozó al Celta, que desapareció del partido. El poste evitó el 0-2 de Iñaki Williams, una pesadilla para la zaga celeste, justo antes de que Bongonda se durmiera cuando se plantaba sólo ante Kepa. Laporte llegó por detrás para evitar su remate.

Ahí se murió el partido para los celestes, a los que el segundo gol de Raúl García en el arranque del segundo acto les acabó de tumbar. Berizzo intentó reactivar a su equipo moviendo el banquillo pero fue imposible. El Celta ya tenía la mente en el Manchester. Se olvidó del Athletic y sólo un inspirado Sergio Álvarez evitó una goleada mayor. En la recta final Mikel Rico cerró la cuenta rojiblanca. - Efe