copa del rey Ademar 25 - Anaitasuna 26

Anaitasuna asalta León

cuartos | los navarros sorprenden al anfitrión y jugarán hoy contra el naturhouse (20 horas) por una plaza en la final de mañana

Sábado, 10 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Gabriel Ceretta se dispone a lanzar en el partido de ayer.

Gabriel Ceretta se dispone a lanzar en el partido de ayer.

Galería Noticia

Gabriel Ceretta se dispone a lanzar en el partido de ayer.

Abanca Ademar Cupara;Juanín García (5, 2 p-), Costoya (6), Piñeiro (2), Simonet (2), David Fernández (3), Mario López (5, 1 p);Carou (-), Leo Santos (2), Jaime Fernández (-), Huerta (-), Acacio Marqués (-).

Helvetia Anaitasuna Nordlander (Sergey);Gastón (-), Filipe Mota (1), Garza (1), Bazan (-), Mikel Aguirrezabalaga (5), Chocarro (1);Ceretta (4), Ugarte (5), Balenciaga (1), Nadoveza (4), Etxeberría (4), Goñi (-).

Marcador cada cinco minutos: 4-3, 6-4, 9-7, 11-8, 13-10, 14-13 (descanso), 15-15, 16-16, 18-19, 19-21, 20-25, 25-26 (final).

Árbitros García Serradilla y Marín Lorente. Excluyeron por dos minutos a Filipe Mota y Garza por el Anaitasuna.

Estadio Encuentro que cerró la jornada de cuartos de final de la Copa del Rey disputado en el palacio municipal de deportes de León ante unos 2.300 espectadores

león- El Helvetia Anaitasuna asaltó ayer el Palacio de los Deportes de León venciendo al equipo anfitrión y clasificándose así para las semifinales de hoy. Los de Juanto Apezetxea consiguieron imponerse en un partido caótico que llegaron a tener ganado a falta de cinco minutos con una renta de cinco goles. Sin embargo, la defensa abierta de un desesperado Ademar hizo que el partido no se llegara a decidir hasta el último minuto.

Ambos equipos tenían claro que tenían que dosificar al máximo esfuerzos, ya no solo para un partido con una notable temperatura ambiental, sino teniendo en cuenta la dureza de la propia competición con tres partidos consecutivos, ganando en dificultad a medida que avanzara la Copa.

Por ello, el ritmo fue lento, parsimonioso por momentos, lo que mejor se adaptaba al estilo y al esquema más favorable para los intereses navarros que querían evitar como fuera la irrupción del temido contragolpe ademarista.

La única individualidad desequilibrante era un Sebastián Simonet eléctrico y resolutivo con sus fintas y que permitía ventajas leonesas en varias fases de tres goles.

Sin embargo, el partido se jugaba a lo que más le interesaba al Anaitasuna y por ello, con la entrada de Sergey Hernández en portería y una mayor aportación de otros jugadores al margen de los laterales, acabó metiéndose de lleno al descanso (14-13).

Pese al esfuerzo del Ademar por imprimir un punto más de velocidad al encuentro, la segunda parte pronto adquirió el ritmo pausado que no permitió correr a los de León. Anaitasuna consiguió una renta de cinco goles (20-25) gracias a una férrea defensa 6-0 y un gran Sergey Hernández bajo los palos.

En los últimos minutos del encuentro, una defensa mucho más adelantada permitió al Ademar meterse de lleno en el partido (24-25). Un último minuto dramático con la presión ademarista por toda la pista acabó dando la victoria a los de Juanto Apezetxea por 25-26. - Efe

Últimas Noticias Multimedia