Halep pone a prueba a Ostapenko

FEMENINO LA RUMANA SE ENFRENTA A LA REVELACIÓN DEL TORNEO EN LA FINAL DE ROLAND GARROS

Sábado, 10 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

París- Roland Garros comenzó sin brújula en el cuadro femenino, desprovisto de la estadounidense Serena Williams y de la rusa Maria Sharapova, y se quedó pronto sin la defensora del título, la española Garbiñe Muguruza, huérfano de un referente que seguir.

En ese desierto de nombres propios apareció como un vendaval una letona que no tenía 20 años cuando comenzó el torneo, que no había ganado un partido en el Grand Slam de tierra batida y cuyo nombre no sonaba a nadie.

Pero Jelena Ostapenko ha avanzado hasta la final dejando estupefactos a propios y extraños, con un descaro propio de una campeona, un fenómeno que hoy se pondrá a prueba frente a la rumana Simona Halep, que por segunda vez en su carrera opta a ganar Roland Garros tras haber dominado la temporada de tierra batida.

Roland Garros tiene solo ojos para la letona de mofletes rosados, ojos azules y melena rubia descuidada.

Ostapenko es un kalashnikov, Miss 100.000 voltios, un bombardeo permanente de golpes contra la rival que cuando entran en la pista se clavan como balas y que inflan el casillero de sus golpes ganadores y el de sus errores no forzados. Es lo que tiene vivir constantemente en el filo de la navaja.

Su figura cobrará una mayor dimensión pase lo que pase en la final contra Halep. Pero si levanta la copa, la primera de toda su carrera, quedará definitivamente tocada por el dedo de los campeones, como sostiene su agente Ugo Colombini, que ha visto en ella trazas de Del Potro o de Murray en la forma de pensar, de interpretar su juego.

Halep tendrá que domesticar a la fiera y la rumana sabe cómo hacerlo. Este año ha ganado en Madrid y solo una lesión de tobillo no le permitió rendir al cien por ciento en la final de Roma.

Ya no es la joven de 22 años que en 2014 sorprendió a Roland Garros metiéndose en la final, donde incluso le robó un set a la todopoderosa Sharapova, que acabó ganando su segundo torneo en París.

La rumana, con el currículum de una carrera bien asentada. La letona, con la intención de convertirse en la primera tenista que estrena su palmarés en Roland Garros desde el brasileño Gustavo Kuerten. Dos caminos para construir a una campeona. - Efe

Más sobre Otros Deportes

ir a Otros Deportes »