La legal y la moral

POR JORGE NAGORE - Sábado, 10 de Junio de 2017 - Actualizado a las 09:37h

Leí que esta semana Osasuna había saldado su deuda con Hacienda, de lo cual uno solo puede alegrarse, tanto por Osasuna como por Hacienda. Faltan por abonar cantidades judicializadas y no pagadas en época de Izco y Archanco, una cifra que puede llegar a los 8 millones de euros, pero la deuda de 9,7 millones fijada en 2014 está finiquitada. Lo triste es que a pesar de que desde un punto de vista técnico y legal la deuda sí que está solventada al cajón de todos los navarros solo ha llegado en efectivo el 18% de lo que Osasuna debía. Ni una quinta parte. Porque el resto, 43 de los 52,7 millones que Osasuna debía, el 81%, 43 millones de euros contantes y sonantes no abonados por el club en su momento, 43 millones de euros con los cuales se pueden hacer miles de cosas, los cambió una ley mal hecha, tramposa e injusta por unos inmuebles que a los navarros no nos sirven de absolutamente nada. Porque que El Sadar y Tajonar sean públicos y que incluso recibamos un dinero de alquiler por ellos 75.000 euros el próximo año que paga el propio Osasuna no sirve de nada. O es una insignificancia en comparación con esa enorme cifra de 43 millones de los que, en líquido, en dinero contante y sonante que sirva para pagar a médicos, maestros, enfermeras, policías, rentas de inclusión, carreteras, etc, no vamos a ver un clavo, así que ya digo que aun sabiendo que técnicamente la deuda está saldada no me hubiese importado leer Osasuna termina de pagar su deuda en efectivo. Porque a ver si a usted y a mí nos iban a dejar pagar nuestras deudas tasando nosotros nuestros propios inmuebles, alcanzando estos el 80% de la deuda y que además nos permitiesen seguir viviendo en ellos por un precio irrisorio. El ascenso a 1ª ha pagado esa deuda y ojalá otro cercano en el tiempo nos devuelva 43 millones a los navarros y a Osasuna sus bienes. Eso sí sería saldar la deuda. La legal y la moral.

Últimas Noticias Multimedia