“Tendré grabados durante mucho tiempo los gritos de los niños”

Los bomberos alcanzan la última planta del edificio residencial incendiado en Londres - Hay al menos 17 muertos y temen que haya más

D.N. - Jueves, 15 de Junio de 2017 - Actualizado a las 08:01h

Una columna de humo cubre la Torre Grenfell en Lancaster West Estate en LondresVER VÍDEOReproducir img

Una columna de humo cubre la Torre Grenfell en Lancaster West Estate en Londres.

Galería Noticia

Una columna de humo cubre la Torre Grenfell en Lancaster West Estate en LondresReproducirUn especialista inspecciona el interior de la torre. Fotos: EfeUna mujer llora tras ver arder su negocio, ubicado en la torre.Uno de los 200 bomberos desplegados, agotado tras horas de trabajo.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Londres-La comisionada del Departamento de Bomberos de Londres, Dany Cotton, ha informado este jueves de que los bomberos han alcanzado la última planta del edificio incendiado en la capital británica, pero no han podido realizar una búsqueda exhaustiva por motivos de seguridad.

El incendio fue registrado en la madrugada del miércoles en la torre de viviendas Grenfell, ubicada en la localidad londinense de Kensington. Al menos 17 personas han fallecido y más de 70 han resultado heridas.

Los bomberos han logrado rescatar a 65 personas con vida del edificio, aunque numerosas personas siguen desaparecidas, por lo que el número de víctimas podría aumentar.

"En estos momentos, algunas de las estructuras internas del edificio no son consideradas seguras, pero el núcleo central sí. Mis bomberos llegaron a la última planta del edificio esta noche y han realizado una breve búsqueda inicial en las puertas", ha asegurado Cotton a la cadena de televisión británica ITV.

"Aunque hemos estado ahí arriba, no hemos podido realizar una búsqueda exhaustiva y hasta que el edificio no sea seguro no arriesgaré la seguridad de mis bomberos", ha añadido.

Cotton ha señalado que los tasadores estructurales y los especialistas de búsqueda y rescate inspeccionarán el edificio este jueves y que una vez sea declarado como seguro, se realizará una búsqueda completa del edificio.

"TENDRÉ GRABADOS LOS GRITOS DE LOS NIÑOS Varios adultos lanzaron a niños pequeños desde las ventanas de la Torre Grenfell, en el oeste de Londres, en un aparente intento por salvarles del incendio desatado ayer en ese edificio residencial de 24 plantas, según testigos presenciales. Un bebé se salvó tras ser arrojado por una mujer desde el noveno o décimo piso del bloque, que incluye vivienda de protección oficial -la que se ofrece a las personas sin recursos económicos-, explicó una vecina, Samira Lamrani, a la agencia de noticias PA.

Lamrani, que se encontraba debajo del edificio de 120 apartamentos, situado en el barrio de Kensington, relató como, desde la calle, podía ver “a gente en las ventanas, golpeando frenéticamente y gritando”.

“En una de las ventanas, en el noveno o décimo piso, había una mujer haciendo señas, explicando que iba a tirar a su bebé y que si alguien podía cogerlo”, contó.

Fue un hombre, según afirmó Lamrani, quien escuchó la súplica de la mujer y consiguió atrapar al niño, que al parecer sobrevivió.

El incendio, del que aún se desconoce la causa, comenzó a las 00.15 GMT de ayer miércoles y ha dejado al menos 12 muertos y más de 70 heridos, que fueron hospitalizados en centros médicos de la capital.

“se Asomaban y gritaban”La misma testigo narró cómo la gente que se agolpaba en las inmediaciones del bloque de pisos trataba de “tranquilizar” a las personas que se “asomaban y chillaban” por las ventanas del edificio.

“Podía ver la muerte en sus miradas”, sostuvo, antes de añadir que “los gritos, especialmente de los niños” se le quedarán “grabados durante mucho tiempo”.

Otra testigo de la tragedia, una residente del edificio llamada Zara, detalló cómo vio también a otra mujer arrojar a su hijo, de unos cinco años, desde una ventana del “quinto o sexto piso”.

“Creo que el niño tiene algunos huesos rotos y moratones pero que está bien”, manifestó.

Uno de los residentes del bloque siniestrado, Paul Munakr, que vive en el séptimo piso y logró escapar de las llamas, declaró a la cadena pública BBC que, en el momento en que se desató el fuego, no se escuchó en el interior del edificio “la alarma antiincendios” denunció.

Munakr relató que le alertó el sonido de las sirenas de los bomberos y las personas que, desde la calle, gritaban: “No salten, no salten”. “Sinceramente, no sé si hubo personas que saltaron desde las ventanas para escapar del fuego pero para mí, lo principal en este incidente, es que las alarmas antiincendios no saltaron dentro del edificio”, lamentó este vecino.

“agarraba a su bebé”Otro testigo, Jody Martin, presenció como uno de los residentes del bloque “saltó hacia la calle” desde una de las ventanas, y cómo otra mujer “agarraba a su bebé por la parte exterior de la ventana”.

“Yo les gritaba que salieran y ellos me decían que no podían abandonar sus pisos, que el humo era demasiado intenso en los pasillos”, agregó.

Unos 200 bomberos equipados con 45 camiones, así como un centenar de médicos y otro de policías, proseguían ayer con sus labores de rescate en la Torre Grefnell, cuya estructura “aún se considera segura” para continuar con las operaciones. - Efe

responsabilidades

Corbyn apunta a los recortes

Incendio. El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, sugirió ayer que los recortes económicos de los últimos años han podido contribuir a que se declarara el trágico incendio de la torre de viviendas Grenfell, en el oeste de Londres. “Si deniegas a las autoridades locales la financiación que necesitan, hay un precio que pagar”, dijo el laborista a la cadena de radio LBC. Corbyn señaló que en 2009, tras un fuego similar en la torre Lakanal House, se pidió la instalación de rociadores automáticos para la extinción de incendios en ese tipo inmuebles. “Sospecho que no se han instalado en muchos lugares”, apuntó. - Efe