Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

UAGN utilizó facturas falsas de una empresa instrumental para cobrar ayudas

Tres extrabajadoras denunciaron la existencia de documentación falseada en 2013, con Esparza al frente de Desarrollo Rural

A. Irisarri - Jueves, 15 de Junio de 2017 - Actualizado a las 08:01h

A la izquierda, Miren Sanz asume que el curso no se ha iniciado. A la derecha, facturas del curso.

A la izquierda, Miren Sanz asume que el curso no se ha iniciado. A la derecha, facturas del curso.

Galería Noticia

A la izquierda, Miren Sanz asume que el curso no se ha iniciado. A la derecha, facturas del curso.

pamplona- El sindicato Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra (UAGN) utilizó empresas instrumentales para elaborar facturas falsas con las que conseguir subvenciones para cursos de formación que nunca llegaron a realizarse.

Así se desprende de la documentación que ayer publicó Gara y a la que también ha tenido acceso este periódico, y que demuestra cómo el sindicato agrario, a través de la empresa Rural Imagen 2006 SL, emitió facturas al Departamento de Desarrollo Rural para cobrar por los gastos generados en cursillos de los que hay constancia documental de que nunca llegaron a realizarse. El papel de esta empresa instrumental, en la que altos cargos del sindicato ocupaban el consejo de administración, ya está siendo investigado por el Juzgado de Instrucción número 1 de Pamplona, como parte de la supuesta trama de cobro ilegal de subvenciones por cursos de formación en el sindicato agrario entre los años 2010 y 2011.

Al menos, este tipo de práctica se llevó a cabo en un curso de formación para empleo de mujeres en la Zona Media, pero podría extenderse a otros tres casos que ya fueron denunciados por tres extrabajadoras de UAGN. Según publica Gara, en 2010 el Consorcio de la Zona Media detectó la existencia de una hoja de firmas de unas asistentes a un curso de formación para mujeres en Olite que, en realidad, nunca se celebró. Algo que el propio sindicato agrario, a través de su vicepresidenta, Miren Sanz, firma en un acta en la que asume que el cursillo “no ha sido iniciado”. Sin embargo, al menos constan dos facturas emitidas en 2010 por Rural Imagen 2006 SL al Departamento de Desarrollo Rural con gastos achacables a cuatro talleres, entre ellos el curso de empleo para mujeres en la Zona Media. En dichas facturas, Rural Imagen 2006 SL (cuyo apoderado era el ex director técnico de UAGN, José Andrés Palacios, y en cuyo consejo de administración figuraban el actual presidente del sindicato agrario, Félix Bariáin, y otros miembros de la parte política del sindicato, como David Lezáun) adjunta una serie de gastos en materiales como blocs de notas, bolígrafos, carpetas, publicidad en revistas o 1.500 folletos supuestamente invertidos para celebrar los cursos, y que podían recibir ayudas del Gobierno foral. Si en 2010 el Consorcio de la Zona Media detecta que el curso no había sido realizado, las facturas emitidas ese mismo año para sufragar gastos en esos mismos cursillos (cuyas asistencias habían sido igualmente falsificadas) no tendrían ningún tipo de encaje en la realidad. El hecho de que la fecha de la instancia firmada por la vicepresidenta de UAGN (y que se reproduce en estas páginas) esté fijada en septiembre de 2009 podría apuntar, quizá, a un intento por darle algún tipo de sostén documental después de que el Consorcio descubriese que el curso no se había llevado a cabo. De hecho en 2011 el Consorcio de la Zona Media pone en conocimiento de una responsable técnica del Departamento de Desarrollo Rural el posible fraude en el cursillo. Lo mismo que ocurrió en 2011 y 2013, cuando tres extrabajadoras de UAGN denunciaron ante el departamento la existencia de fraudes y documentación falsificada para recibir ayudas públicas a través de cursos de formación, entre ellos el que se explicita en estas páginas. Sin embargo, Javier Esparza (UPN), entonces consejero del ramo, firma un oficio en el que asegura que la revisión de la documentación “no pone de manifiesto indicios de delito”, y da copia de su respuesta a UAGN, precisamente el sindicato objeto de denuncia. Un archivo que movió a las extrabajadoras a acudir a la Guardia Civil, que investigó unas prácticas que ahora están en el juzgado.

“respeto al proceso”El pasado 27 de abril, Félix Bariáin aseguró que la Junta no era conocedora de estas prácticas, que enmarcó dentro del trabajo de los técnicos de UAGN, y admitió que incluso sus firmas fueron también falsificadas. Ayer, consultado por este periódico, Bariáin rehusó hacer declaraciones “por respeto al proceso judicial”, y reiteró que la Junta no sabía nada de estas actuaciones.

Últimas Noticias Multimedia