Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Urkullu pide a los presos autocrítica para cambiar su situación

Responde a las cartas de los reclusos de ETA y les reitera su compromiso con el fin de la dispersión

Humberto Unzueta - Jueves, 15 de Junio de 2017 - Actualizado a las 08:02h

El lehendakari Iñigo Urkullu ha comenzado a responder a los presos de ETA.

El lehendakari Iñigo Urkullu ha comenzado a responder a los presos de ETA. (Foto: D.N.)

Galería Noticia

El lehendakari Iñigo Urkullu ha comenzado a responder a los presos de ETA.

BILBAO- El lehendakari ha comenzado ya a responder por carta, uno a uno, a los presos de ETA que le enviaron las misivas en las que le pedían que hiciera lo que estuviera en su mano “para poner fin a la situación de sufrimiento” derivada de la política de alejamiento de los reclusos y del estado en el que se encuentra un puñado de internos de la banda con enfermedades de gravedad. En su respuesta, Iñigo Urkullu emplaza a los presos y a la izquierda abertzale política a que hagan autocrítica sobre el daño generado por ETA durante décadas. A su juicio, este acto de contrición serviría de palanca para un cambio de política penitenciaria por parte del Gobierno español.

En la carta de respuesta a los presos firmada por el propio lehendakari y con fecha de 14 de junio, señala que un “cambio en la política penitenciaria requiere de un contexto favorable”. Ese nuevo ambiente pasa, a juicio de Urkullu, por diferentes aportaciones y entre ellas la que deben realizar los presos “pero también su entorno político”, en referencia a la izquierda abertzale que ha mantenido una actitud de complicidad ETA.

reprochesEl lehendakari no solo les señala la dirección que deberían tomar en esta cuestión sino que, además, les reprocha no haber realizado ya esta “lectura crítica de las vulneraciones de derechos humanos realizadas por ETA” sabiendo que ello traería consigo un cambio de política penitenciaria. “Así las cosas, me parecen intolerables las demandas y acusaciones que nos hacéis a los demás, mientras que, al mismo tiempo, no dais pasos en lo que es de vuestra responsabilidad”, escribe Urkullu en las cartas a los alrededor de noventa presos que le han remitido misivas. Previsiblemente en los próximos días le seguirán llegando más, ya que actualmente son 340 los presos de ETA.

El cambio de actitud y posición que reclama Urkullu a los presos se concreta en la eliminación definitiva del veto que históricamente ETA, el colectivo oficial de presos (EPPK) y la propia izquierda abertzale han impuesto a los reclusos para acceder al “cambio de grado penitenciario y a asumir de manera individualizada las vías penitenciarias legales”. La mayoría de ellos están en el primer grado y unos pocos en el segundo, aunque ninguno en el tercero que les permitiría acceder a beneficios penitenciarios.

Esta puerta la han tenido cerrada los presos durante décadas, bajo amenaza de colgarle el cartel de “traidor” a quien osara abrirla.

Por lo demás, el lehendakari reitera su compromiso por trabajar en favor del acercamiento de los presos a cárceles vascas o lo más próximas a Euskadi, así como a buscar una “solución humanitaria, legal y resocializadora” a la situación de los presos enfermos y los mayores de 70 años que continúan entre rejas. Recuerda que estos compromisos están recogidos en los planes impulsados por su ejecutivo durante la pasada legislativa en materia de política penitenciaria, paz y convivencia.

Estos documentos fueron remitidos entre 2014 y abril de 2016 por el Gobierno Vasco a los presos del EPPK en cuatro remesas de cartas para que los presos supieran de primera mano cuáles son sus derechos de cara a reinsertarse y cuáles son las vías para ello.

El lehendakari termina la carta esperanzado en que el debate que desde el pasado diciembre mantienen los presos de ETA en las cárceles sobre la aceptación individual de las vías penitenciarias legales concluya con “avances cualitativos”. Las conclusiones y resultados de ese debate se darán a conocer en julio, aunque ya se puede avanzar que la mayoría de los reclusos ha aceptado por esa vía, que en la práctica viene a ser un remedo de lo que fue la vía Nanclares.

Al contrario que Urkullu y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, el Gobierno de Navarra no ha contestado, de momento, a las 89 cartas que también le han enviado los presos. Por su parte, Sortu recordó ayer al lehendakari que el PNV “también ha tenido responsabilidades en este conflicto” y que corresponde a todos “dar pasos para superar las consecuencias”. Por ello, le pide que, “más allá de palabras huecas y exigencias partidistas”, actúe con “altura de miras, en beneficio de toda la sociedad”.

PARLAMENTO VASCO

PIDEN EL TRAsLADO DE MAJARENAS

Menos el PP. Todos los grupos del Parlamento Vasco, salvo el PP, se mostraron ayer partidarios de que la presa de ETA Sara Majarenas y su hija Izar, de 3 años de edad, sean trasladadas a San Sebastián para favorecer la recuperación de la menor, que el pasado enero fue acuchillada por su padre. El PP no concretó si apoya o no la medida. Los grupos parlamentarios vascos se posicionaron de esta forma tras la comparecencia de una delegación de la plataforma Izarrekin Sara Etxera,que denunció el “incumplimiento” del auto judicial que ordenó la excarcelación de Sara Majarenas para que madre e hija vivieran en un piso de acogida en Madrid. Pese a que el juez determinó que Sara e Izar deben recibir el mismo tratamiento que el resto de personas que residen en la vivienda de acogida, esto no se está produciendo y la reclusa y su hija sólo pueden salir del piso entre las cinco y media y las ocho y media de la tarde.

Últimas Noticias Multimedia