Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Las ayudas para el empleo social también llegan a las empresas

El Gobierno extiende los incentivos que hoy se dan a ayuntamientos, empresas, autónomos y entidades sin ánimo de lucro

El objetivo es crear puestos de trabajo y rebajar la demanda de rentas garantizadas

Jueves, 15 de Junio de 2017 - Actualizado a las 08:01h

Pamplona- El Gobierno de Navarra ha publicado una nueva convocatoria de ayudas (de entre 550 y 1.000 euros mensuales) dirigida a incentivar la reincorporación al mercado de trabajo de personas perceptoras de Renta Garantizada (RG), con un apoyo a las empresas, trabajadores autónomos y entidades sin ánimo de lucro que las contrate. Inicialmente, destina 1,5 millones de euros, con capacidad para beneficiar a unas 250 personas. Estas ayudas se suman y complementan otras dos iniciativas como son los 3,7 millones gestionados por Servicio Navarro de Empleo para buscar la inserción laboral de parados en general, que llega a 554 personas;y los 6 millones gestionados por la Dirección General de Inclusión para crear un millar de puestos de empleo social protegido por parte de entidades locales, un programa con “muy buena acogida” y sobre el que no se descarta una ampliación de financiación. Hay una cuarta pata pensada para fomentar el empleo de jóvenes que se aprobará en breve. A estas líneas hay que sumar los más de 1.500 puestos fijos en centros especiales de empleo (discapacidad) y 200 en empresas de inserción social. En total se puede hablar de unos 4.000 puestos subvencionados. Las personas que vayan a ser contratadas con el nuevo programa deberán estar desempleadas e inscritas en el Servicio Navarro de Empleo (SNE) y ser perceptoras de Renta Garantizada en el momento del contrato. Las empresas interesadas pueden ponerse en contacto con el SNE-NL, a través del correo electrónico fomento empleo@navarra.es o del teléfono 848 42 44 07/ 49. Encontrarán más información en la correspondiente ficha de servicio. El plazo para solicitar las subvenciones será de un mes a partir del día siguiente al inicio de la relación contractual.

El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, explicó la iniciativa al resto de miembros del Ejecutivo en la sesión de Gobierno de ayer. Indicó que la medida trata de incidir en un colectivo en el que persiste la dificultad de acceso al trabajo, en un contexto de recuperación. “El SNE facilitará la preselección del personal y, con escaso coste, las empresas podrán resolver necesidades, y ayudar a la cohesión social de Navarra”, dijo el vicepresidente, quien recordó que más del 80% de las personas beneficiarias de RG figuran como desempleadas y que, de las 58.000 personas que se beneficiaron del programa en diez años, un 50,2% ha salido del programa y no ha vuelto. Según precisó, “uno de los aspectos que incide directamente en que las personas se encuentren en situación de vulnerabilidad y exclusión social es la falta de empleo, y los datos muestran una población de personas perceptoras de RIS/RG (22.925 en 2016) que, pudiendo y queriendo trabajar, tienen dificultades para acceder al mercado laboral”. “El crecimiento económico por sí solo no resuelve el problema estructural de pobreza ya desigualdad si no va acompañado de políticas redistributivas y de lucha contra la pobreza”, recordó Laparra, citando el reciente Diagnóstico de Inclusión Social, que cifra en 17.000 las personas con “elevada intensidad de paro”, esto es, que no apenas (9.800 personas con empleo intermitente) o no han trabajado (7.200), en los últimos tres años, con implicaciones en la cobertura por desempleo (menos del 50% del total de desempleados la cobra). Según expuso, esta medida comporta beneficios para las personas contratadas, tanto para recuperar la autoestima como para mejorar su empleabilidad. También para los sistemas de protección, teniendo en cuenta el retorno económico que suponen las prestaciones contributivas y asistenciales a las que las personas podrán acceder en el caso de que finalice la contratación. Además de favorecer la inclusión laboral, aminora el desembolso por Renta Garantizada. Las bases de la convocatoria, publicada este lunes en el BON, establecen unas cuantías de ayuda mensuales en función de la duración del contrato: 600 euros en el caso de mujeres y 550 en hombres si tiene una duración de 3 meses, 800 y 750 en contratos de 6 meses y 1.000 y 900 si son de 12 meses. Se estima que el importe medio de las ayudas supondrá 885 euros/mes, y la duración media de la contratación, 7 meses.

próximo programa para jóvenesLos contratos tendrán una duración mínima de 3 meses, a jornada completa, y la remuneración bruta anual mínima incluidas pagas extraordinarias deberá constar en el contrato, y no podrá ser inferior al Salario Mínimo Interprofesional. Es posible también hacer contratos formativos, de trabajo en prácticas. Esta ayuda al fomento de la contratación se suma a otras promovidas por el SNE para facilitar el acceso al mercado de colectivos en dificultades: contratación de jóvenes en prácticas laborales, contratación indefinida de personas con discapacidad, y en breve saldrá otras para la contratación de jóvenes en empresas de sectores económicos clave. Igualmente, el SNE tiene previsto impulsar medidas para personas paradas de larga duración. La medida presentada se alinea con el objetivo prioritario del Gobierno de protección de aquellas personas que se encuentran en situación de exclusión social o en riesgo de estarlo. Navarra es la comunidad con menor tasa de paro, “significativamente menor a la del Estado y eso se traduce en un menor impacto del desempleo total familiar”. Sin embargo, “la pobreza severa siguió creciendo en el año 2015 pese a la mejora económica y la disminución del desempleo”, añadió. - EFE/J.I.C.

Programas en marcha

Ayuntamientos: parados en general. El Servicio Navarro de Empleo destina 3,7 millones para incentivar la contratación por parte de ayuntamientos de personas en paro, más de medio millar. Un tercio de ellos son perceptores de Renta Garantizada.

Ayuntamientos: empleo social protegido. La Dirección General de Inclusión invierte 6 millones en un empleo que requiere un acompañamiento de inserción dirigido en la mayoría de casos a personas que están percibiendo la Renta Garantizada. El año pasado se hicieron 828 contratos desde 44 entidades, el doble que en 2015.

nuevo programa

Empresas, autónomos y entidades sociales: Renta Garantizada. El nuevo programa extiende estas ayudas al sector empresarial y social. Se prevén 250 nuevos puestos con una inversión de 1,5 millones.

Programas futuros

Jóvenes: empleo a población general. A través del Programa de Garantía Juvenil se sacará una convocatoria de ayudas para contratar a jóvenes ya que se entiende que es un sector especialmente azotado por el paro.

Últimas Noticias Multimedia