la carta del día

A Itziar Aragüés

Por Imanol Tobillas - Domingo, 18 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Mi hermana y yo somos dos de los interinos que hemos sido excluidos de las listas (que por cierto, sabes perfectamente que no somos 11). En primer lugar debo decir que la exigencia del título de formación pedagógica es más que razonable ya que la ley es la que es. Debido a esto es comprensible que queráis enmendar las cosas mal hechas en el pasado y que hacen que las listas estén llenas de personas sin esa titulación.

Dicho esto, las cosas hay que hacerlas bien, Itziar. Y no se han hecho. En el resto de comunidades donde han querido ponerse al díase ha dado un plazo lógico para obtener dicha titulación. Antes esta titulación se llamaba CAP y la podías sacar incluso en una tarde (y 100 euros). Ahora es un máster oficial, de 60 créditos ECTS (1 curso académico), con más de 200 horas de prácticas en centros de educación y más de 6.000 euros. Dirás que también se pueden sacar a través de la UPNA y que no cuesta eso, pero todos sabemos que la oferta de la UPNA es mucho más que insuficiente. Quienes llevan años impartiendo clase han podido tener tiempo para obtener el título, aunque nadie se lo ha exigido hasta ahora. Pero hay gente (no sé si 2, 11 ó 1.000) que no hemos tenido opción alguna de obtenerlo a tiempo. Yo empecé a trabajar en septiembre, mi hermana en enero. Nos apuntamos a la primera convocatoria para obtener el título lo antes posible pero no empezaba hasta abril y terminará en febrero. Creo que demostramos tener una predisposición más que buena, puesto que hemos decidido pagar 4.000 euros de sobreprecio por no esperar a la UPNA o a la UNED.

Además, pese a no poder demostrarlo, todos sabemos que al llamarnos para ofrecernos el trabajo se aseguraba desde Educación que para las listas no hacía falta la formación pedagógica, mientras que sí era necesaria para una futura oposición. Obviamente no lo tengo por escrito y no lo puedo demostrar, pero sabemos que es así, como lo ha sido en los últimos años.

Total, que la misma orden foral que me llamó en septiembre para ser profesor, hoy me echa a la calle alegando una legalidad que en su día negaba y sin darme la oportunidad de arreglarlo. Es incoherente, injusto y desesperante. En septiembre, cuando termine el contrato, estaré en paro, con 5.000 euros menos y con una prestación por desempleo irrisoria puesto que estaba a 2/3 de jornada. Mientras que cuando me llamó Educación estaba cobrando más que ahora y con contrato indefinido. ¿Así nos pagáis que salváramos la papeleta que tenía Educación en su día?

Comprendo que la norma tiene que ser de carácter general, y que no se puede sacar una norma para cada persona. Por eso comprendo que de primeras se nos excluya de la lista, pero lo que no entiendo es que hayamos hecho dos recursos y que hayan caído en saco roto. Por eso mando este mail, para pedirte por favor que os deis cuenta de que detrás de cada caso hay una persona con una historia, y algunas merecen revisión. Considero que nuestro caso es injusto, puesto que en cuanto hemos podido nos hemos puesto manos a la obra para obtener la titulación necesaria, que en su día se nos prometió que no lo era. Estás a tiempo de parar esta injusticia.

Por favor, me gustaría recibir una contestación, aunque solo sea para exponer tu punto de vista. Nosotros estuvimos ahí cuando Educación lo necesitó. Desarrollamos una profesión motivadora e ilusionante, y además creemos que la desarrollamos muy satisfactoriamente. Ahora Educación nos da la espalda de esta manera. Es una desilusión muy grande.

Afectado por la expulsión de las listas de contratación docente en Navarra