Café bebido

Relatividad

Por Reyes Ilintxeta - Jueves, 22 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

Todo es relativo, como dijo Einstein, y si no lo dijo él lo digo yo. Por ejemplo: con este calorazo y a estas alturas del calendario, el orden de las prioridades de la ciudadanía navarra se ve seriamente afectado. Así, pese que a algunos no les guste, es más importante para la mayoría de los mortales defenderse del sol que de los nacionalistas radicales que quieren disolver Navarra cual indefenso cubito de hielo en ese inmenso katxi de kalimotxo llamado Euskal Herria. A pie de calle preocupa más conseguir que la ropa blanca de las fiestas, con sus respectivos pañuelos y fajas, ondee en las perchas del armario, que las banderas que quieran quitar y poner de los balcones oficiales.

Es más urgente reservar un sitio para comer con la cuadrilla en San Fermín que en no sé qué mesa de negociación entre patronal y sindicatos.

En estas circunstancias parece que hasta el tema del tren pierde velocidad, algo que no le viene nada mal al cuatripartito para calmarse y ganar tiempo, que si hemos estado toda la vida sin el dichoso tren podremos aguantar un poco más ¿no? Incluso declaraciones surrealistas como las de María Caballero, escandalizada por la invasión de música en euskera en los Sanfermines, se derriten como un helado de Larramendi: “Nos obligan a bailar alrededor de canciones en euskera, que no podemos tararear porque no las entendemos” lamentaba mustiamente la concejala regionalista. Pero que no se preocupe porque tendrá muchas, muchísimas oportunidades de bailar alrededor, como dice ella, de temas de los Gipsy Kings, Tamara, Serafín Zubiri, El Columpio asesino, Amparanoia y muchos más, y que podrá tararear sin problema en perfecto castellano.