España hace pleno y reserva a los titulares para la semifinal

Europeo sub-21 merino jugó los 90 minutos y recibió un codazo que le costó la expulsión a djurjevic (41’)

Sábado, 24 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Serbia 0

España 1

SERBIA Manojlovic;Filipovic, V. Jovanovic, Veljkovic, Antonov;Maksimovic, Lukic (Plavsic, m.87), Gacinovic;Radonjic (Ristic, m.71), Zivkovic y Djurdjevic.

ESPAÑA Pau López;Odriozola, Diego González, Mikel Merino, Gayá;Soler, Rodri, Denis Suárez;Williams, Oyarzabal y Borja Mayoral.

Gol 0-1, m.38: Denis Suárez.

Árbitro Gediminas Mazeika (Lituania). Expulsó por doble amonestación a Djurdjevic (21 y 41) por Serbia.

Estadio Bydgoszcz Stadium.

MADRID- La selección española sub-21 firmó el pleno de triunfos en la fase de grupos del Europeo de Polonia, venciendo, ya clasificada, a Serbia, gracias a un gol de Denis Suárez (0-1) en un partido en el que Albert Celades no hizo jugar ni un minuto a ninguno de sus titulares con la mente en semifinales. España cumplió el trámite sin alardes.

Serbia, la selección que dejó a España sin su pase a los Juegos Olímpicos de Río ni participación en el pasado Europeo, decepcionó en Polonia. Llegaba al partido sin ninguna opción y quería limpiar su imagen. Salió con esa intención. Intensa, con potencia física en un inicio que dominó y perdonó.

España necesitaba un referente sin Marco Asensio en el campo y apareció Denis Suárez. De su visión y los pases en profundidad nacían las mejores acciones ofensivas que no encontraban remate de inicio.

Denis avisaba con un disparo al lateral de la red de que su momento goleador estaba por llegar, y Odriozola pasaba de cometer un grave error en un saque de banda que pudo costar caro, a inventar la acción del gol. Tras pared con Williams, puso un pase perfecto al derechazo de Denis a la red.

En segundos, Serbia recibió dos golpes que condicionaron el resto de su partido. Al gol encajado le sumó la expulsión de su nueve, en una acción evitable, con un claro codazo de Djurdjevic, que ya tenía amarilla, a Mikel Merino.

En la reanudación, Celades quiso premiar a sus jugadores y no introdujo ningún cambio. No entró un solo titular pese a momentos en los que el cansancio pasó factura y Serbia tiró de orgullo para buscar el empate hasta el último segundo. No supo poner el broche al partido la selección española pese a sus intentos. Le faltó fluidez en ataque. - Efe

Últimas Noticias Multimedia