Pañuelico rojo a la inclusión social

La limpieza de Pamplona en San Fermín, en la que participan personas con dificultad de inserción laboral, es un factor determinante para el buen desarrollo de las fiestas

Sara Huarte Beroiz/Porto/Bergasa/ Cascante - Domingo, 25 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

La Plaza del Castillo durante los pasados Sanfermines.

La Plaza del Castillo durante los pasados Sanfermines. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

La Plaza del Castillo durante los pasados Sanfermines.

pamplona- En San Fermín, Pamplona amanece cada mañana limpia y preparada para otro asalto de juerga, multitudes y suciedad. Una suciedad que, día tras día, desaparece de las calles de la ciudad gracias al trabajo de cientos de personas que sacrifican sus propias fiestas para que los demás disfruten.

Cientos de trabajadores entre los que se incluyen personas con dificultades de inserción laboral. Como, por ejemplo, los miembros de la familia de Traperos de Emaús, que desde 1999 se encargan de recoger las botellas y botellines de los bares para llevarlos al vertedero de Góngora. De hecho, a través de esta entidad sin ánimo de lucro las pasadas fiestas se recogieron cada día 13.818 kilos de vidrio, lo que supone un total de aproximadamente 152.000 kilos en total. Además, y según explican desde la “familia trapera”, el pasado diez de julio alcanzaron su cifra más alta en cuanto a recogida de vidrios, llegando a los 23.749 kilos.

O los de Tasubinsa, que con trabajadores como Asier Goñi limpiarán el recorrido del encierro de carteles y pintadas o los de FCC, que el año pasado barrieron más de 422.820 kilos de basura de las calles de Pamplona.

Una cantidad que el Consistorio espera reducir este año gracias a los vasos de plástico reutilizables que lavarán los trabajadores de Fundación Varazdin. “Nosotros creemos en una sociedad inclusiva con espacio para todos y con herramientas para poder demostrar la capacidad de cada uno, como hacen nuestros trabajadores, manteniendo la máxima calidad en nuestro servicio”, explica Eduardo Jiménez, gerente de esta empresa de inclusión social en la que trabajan 155 personas y cuenta con el sello de calidad de Aenor.

Últimas Noticias Multimedia