‘La última trinchera, 1937’ se emite mañana en ETB-2

Los bombardeos italianos sobre las Encartaciones siguieron dos meses después de la caída de Bilbao

Merche Peña - Miércoles, 28 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Los ataques querían evitar la evacuación de Euskadi a Santander.

Los ataques querían evitar la evacuación de Euskadi a Santander. (EITB.EUS)

Galería Noticia

Los ataques querían evitar la evacuación de Euskadi a Santander.

pamplona- ETB-2 estrena mañana La última trinchera, 1937 un documental de investigación en el que un equipo de expertos e historiadores viaja a Italia en búsqueda de pruebas que acreditan que la guerra no terminó en Bilbao;todavía quedaba mucha crueldad pendiente. Este documental arrojará luz a uno de los hechos más sangrientos de nuestra historia: la aviación italiana siguió bombardeando de forma sistemática las Encartaciones por lo menos dos meses, con más de 200 bombardeos. Aquella operación tenía el objetivo de evitar la evacuación civil que trataba de salir de Euskadi hacia Santander y aplastar al Eusko Gudarostea, ejército vasco, que tras la caída de Bilbao aún contaba con 50.000 efectivos.

Muchas historias se han contado sobre la Guerra Civil en Euskadi y todas finalizan con la caída del Cinturón de Hierro y de Bilbao. Ése ha sido durante largo tiempo el final de esta historia. Sin embargo, Euskadi aguantó dos meses más. Y aguantó en las Encartaciones. Éste es un documental sobre hechos históricos que se abordará desde la perspectiva actual. Pueblo a pueblo, monte a monte, en su caso caserío a caserío, a la búsqueda de las huellas que hoy perviven en las Encartaciones sobre los últimos días de la guerra y que hablan de miles de desplazados, represión, bombardeos, frentes, exilio y cárcel. La información obtenida por los investigadores que engloban el proyecto, fotografías de más de 200 bombardeos, planos, telegramas, planes de vuelo, cartas, diarios, informes militares, etc (en total más de 5.000 archivos) cotejados junto a trabajos de investigación realizados en el terreno son la base que sustenta el relato de la verdad. El reto no es pequeño: aclarar cuál fue el final de la Guerra en Euskadi y lo que eso supuso para su población.

antecedentesXabier Irujo, una autoridad reconocida sobre la Guerra Civil, tiene pistas reales sobre un capítulo todavía no suficientemente clarificado, la derrota del ejército vasco tras la caída de Bilbao, dos meses más tarde, después de que las tropas franquistas tomaran la capital vizcaína. Sesenta y seis días, decenas de miles de desplazados, más de 200 bombardeos indiscriminados y centenares de historias que han pasado inadvertidas. A medida que ha profundizado en los documentos y testimonios una tesis se ha alojado en su cabeza: “Encartaciones fue la última trinchera vasca”. Muchos indicios le han llevado a trabajar esa idea pero ahora tiene una pista real, en los archivos históricos del Ministerio de Defensa y Asuntos Exteriores italiano están las claves. Con ese objetivo se traslada con un equipo de investigadores a Roma.

La búsqueda da frutos: más de 5.000 fotografías que contienen mapas sobre la situación del frente en Encartaciones, informes militares, planes de ataque, operaciones y expedientes de vuelo, diarios de pilotos, cartas de Ajuriaguerra y de Artetxe desde la cárcel de Santoña, fotos aéreas de más de 200 bombardeos. Multitud de información que visibiliza la dimensión real de ésta a prioripequeña historia en la que los ejércitos fascista y franquista tuvieron que emplearse a fondo en las Encartaciones. Archivo a archivo, foto a foto, documento a documento, quizá sea posible descubrir qué ocurrió aquellos días, en qué lugares e incluso quiénes fueron los protagonistas.

De vuelta a Euskadi, Irujo decide reunirse con más investigadores en el Palacio La Puente de Turtzioz, en las Encartaciones. Cada uno de los investigadores a los que cita es un especialista en un ámbito concreto de la Guerra Civil: el aspecto social de los bombardeos, los refugiados, la represión, las acciones militares, el ámbito político... La elección del lugar tampoco es casual, el lugar donde se ubicó el último Gobierno Vasco parece un buen escenario desde donde volver a hilar lo sucedido aquellos días. ¿Cómo se siguió la lucha? ¿Quiénes fueron sus protagonistas? Y la cuestión que se plantea como la más importante, ¿por qué seguir luchando?