UPN y PSN se aferran a la “crisis” de gobierno para desacreditar a Asiron

Maya le acusa de “vender humo” y Esporrín critica sus “formas autoritarias”

Viernes, 30 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Maya y Elizalde se dirigen a sus asientos al comenzar la sesión.

Maya y Elizalde se dirigen a sus asientos al comenzar la sesión. (Foto: Javier Bergasa)

Galería Noticia

Maya y Elizalde se dirigen a sus asientos al comenzar la sesión.

pamplona- Intolerante, frentista, clientelar, identitario, excluyente.... fueron algunos de los calificativos hacia el equipo de gobierno que se escucharon en el debate desde los escaños de la oposición. UPN y PSN criticaron con dureza a Asiron, a su equipo, y a los partidos que lo apoyan, y a la vez resaltaron una y otra vez la “crisis del cuatripartito”, aunque ayer no se notó en el salón de plenos. “Hoy se han suavizado mucho los díscolos”, dijo Maya, mientras Esporrín aseguraba que “les han debido leer la cartilla”.

“He visto a un alcalde KO, muy tocado”, valoró el portavoz de UPN, Enrique Maya tras el discurso de Joseba Asiron, del que dijo que “no está haciendo nada importante para Pamplona”. Maya alternó las críticas sobre cuestiones concretas con lo que el portavoz de EH Bildu, Aritz Romeo, calificaría después de “mantras” de UPN. Así, cuestionó el “desmadre” y el “sectarismo a tope” del equipo de gobierno y su acción “en negativo”, todo ello mezclado con referencias a payasos proetarras, invasión de txoznas, insultos a las víctimas de ETA o los encarcelados de Altsasu.

Maya insistió en la “crisis de gobierno” que “pagan todos los pamploneses”. El portavoz de UPN repartió críticas para el alcalde, pero también para todos los partidos del cambio que, según dijo, solo se han unido “para expulsar a UPN”. A Aranzadi le espetó que se “ha tragado” el proyecto de Pío XII y a Geroa Bai que tiene “cinco concejales desaparecidos”.

En cuanto a la mejora de la situación de las cuentas municipales expuesta por Asiron, el portavoz de UPN aseguró que el origen está en el trabajo anterior de su grupo. “Tienen 20 millones, un auténtico chollo que no saben aprovechar”, señaló. “Deje de estar sumido en la reflexión permanente, (...) deje de vender humo”, le reprochó a Asiron.

Maya anunció que UPN “seguirá insistiendo” en su oposición para conseguir “una Pamplona mejor”, que “atraiga negocios y genere empleo”. Puso como ejemplo de su trabajo que en un año ha presentado doscientas iniciativas de las que solo han prosperado “unas poquitas”.

“decepción” socialistaLa socialista Maite Esporrín resumió el curso político municipal entre “la decepción y la preocupación”. Acusó al alcalde de gobernar “para los suyos y no para la mayoría” y enumeró un largo listado de problemas sin resolver, mientras el equipo de gobierno se dedica a “cuestiones clientelares e identitarias”. Esporrín reprochó al alcalde sus “formas autoritarias” en algunos momentos de los plenos y denunció que la participación es “escasa y limitada a sus entornos”. Calificó de “injusticia” que se valore el euskera en todos los puestos de trabajo municipales y citó, entre las asignaturas pendientes, el TAP, las viviendas comunitarias, las listas de espera “insoportables” en las unidades de barrio o los “concursos teledirigidos”. “El cambio ha sido a peor”, resumió la portavoz socialista.

Esporrín apoyó, en cambio, a la mayoría municipal en la cuestión de la Memoria Histórica, “donde Pamplona ha sido pionera”. En este sentido, se mostró satisfecha de la exhumación de los restos de Mola y Sanjurjo de los Caídos y de la próxima colocación de placas en recuerdo a las víctimas de ETA que anunció Asiron. “La Memoria Histórica, la rehabilitación de vivienda social y poco más”, apuntó Esporrín en el haber del equipo de Asiron. Y al reprocharle Aritz Romeo que el PSN vota con UPN “el 90% de las veces”, Esporrín dio la vuelta al argumento asegurando que “ustedes nos obligan a coincidir con UPN por lo mal que lo hacen”. - M.S./P.G.

Más sobre Pamplona

ir a Pamplona »

Últimas Noticias Multimedia