Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Crónicas del apocalipsis

Navarra es ETA y a callar

El PP ha aprovechado el 20º aniversario del asesinato de Blanco para vincular con ETA a Podemos, a Puigdemont y al Gobierno foral

Por Ibai Fernández - Lunes, 17 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

en Navarra gobierna ETA. Por si no lo sabían. Lo ha dicho Jaime Mayor Oreja, que fue ministro del Interior y desde entonces, como buen jubilado, vive postrado en el balcón de casa señalando con el dedo a los transeúntes al grito de “Tú, ETA. Tú, también, ETA”. Esta semana le ha tocado al Gobierno de Navarra, al que de vez en cuando se le vincula con la violencia por aquello de que cuenta con el apoyo parlamentario de EH Bildu.

Un clásico en estos dos años de legislatura, pero al que Oreja recurre sin matices, para que se entienda bien. “En Navarra gobierna ETA”, repetía estos días en Antena 3, donde la gente le miraba como si fuera lo más normal del mundo que una banda terrorista gobierne una comunidad y que lo haga además con el apoyo de más de la mitad de la población. Será la mitad de los navarros son ETA, o algo así.

Oreja, en realidad, venía a decir que bueno, que quizá no es ETA, pero sí su proyecto político, y que como lo defiende ETA pues se siente y no vale. “ETA no es sólo una banda terrorista, es un proyecto político de ruptura. Nació para romper España, y Catalunya, pues evidentemente está en un proyecto de ruptura que es el proyecto de ETA”, señalaba el exministro por aclarar un poco.

Así las cosas, Catalunya también es ETA, que es una afirmación como de hacer muchos amigos en esto de buscar la unidad de la gente en contra de la violencia y recuperar el espíritu de Ermua ahora que se cumplen 20 años del asesinato de Miguel Ángel Blanco. Que se lo digan a Manuela Carmena, que es la alcaldesa de Madrid por la candidatura afín a Podemos pero que parecía una de las cabecillas de la banda a la vista de las cosas que le han dicho estos días. De “cómplice con quienes apoyan a la banda terrorista” a “equidistante” le han llamado por no querer poner la pancarta en memoria de Blanco como le exigían los dirigentes del PP. Según la alcaldesa, el trato debe ser el mismo para todas las víctimas, lo que dio pie al ministro de Justicia, Rafael Catalá, para garantizar que “la mezquindad y la miseria moral de algunos no empañará nunca a quienes dieron su vida frente al terrorismo”. Que Carmena estuviera amenazada por ETA y que estuviera a punto de morir en un atentado de la ultraderecha evidentemente es secundario.

A la búsqueda de la unión de los demócratas se ha sumado también Pablo Casado. “Iglesias y Monedero justifican a ETA y Otegi, Zapata y Hasel humillan a las víctimas y ahora Carmena ignora a Miguel Ángel. Podemos es infame”, resumía el portavoz del PP, que ha cogido carrerilla y el pobre anda no poder parar. “Los mismos que justifican a ETA son los que justifican a los totalitarios en Cataluña y a los dictadores en Venezuela”, denunció ayer. ETA, Catalunya y Venezuela. Que no falte nadie a la fiesta.

Una calle para blancoYa se sabe que aquí la vinculación con ETA la decide el PP. Y no se libra nadie. Que se lo digan si no a Arantxa Quiroga, presidenta del PP en Euskadi, que tras años dando la cara acabó saliendo por la puerta de atrás porque en Madrid no interesaba flexibilizar su posición. Así que qué mejor que el aniversario de Blanco para intentar sacar tajada. Planteando, por ejemplo, que Pamplona le ponga una calle 20 años después.

Lo curioso del caso es que Ana Beltrán se lo ha pedido a Uxue Barkos, que no tiene competencias. “Debería ser ella quien se lo pida a Bildu para mostrar así como su compromiso con las víctimas de ETA y que realmente está en contra de que su socio de gobierno no condene los atentados de la banda”, reclama Beltrán, que también ha pedido explicaciones a la presidenta por la ikurriña que el Ayuntamiento puso en el chupinazo. Desde luego nada que ver con la del exalcalde, Enrique Maya, que lejos de azuzar la polémica quiso poner en valor que todos los grupos se concentraran en rechazo al asesinato de Blanco. Ni con el homenaje que UPN dedicó a José Javier Múgica en Leitza. Un acto humilde y sentido, sin aspavientos ni reproches, para quien también fue víctima de ETA. Que a lo mejor no da votos, pero resulta más honesto.

NostálgicosAdemás, siempre quedan motivos para anunciar el Apocalipsis sin necesidad de llamar a todo el mundo terrorista. Para eso están gente como Julio Pomés. “Desde que comenzó a gobernar el cuatripartito las noticias sobre Navarra han pasado de ser elogiosas a gravemente críticas”, decía en un artículo de opinión el presidente del lobby antiimpuestos, en el que lamentaba que con esa mala imagen en los medios “el prestigio que caracterizaba a Navarra se ha desplomado”.

La culpa, desde luego, no es de Pomés, que nunca habla mal de Navarra, y que con la llegada del verano se ha puesto nostálgico. “En tiempos de Alli, Sanz y Barcina Navarra ocupaba uno de los tres puestos del pódium de la competición regional de los indicadores macroeconómicos. Incluso hubo ejercicios con superávit”, destacaba Pomés, que incluso nos recordaba que Navarra “iba como un tiro” con UPN. Y claro, ahora con el cuatripartito todo es paro, déficit y deuda. Solo falta que nos dejen sin caja de ahorros.

Últimas Noticias Multimedia