El paro entre los mayores de 55 años se ha quintuplicado desde el inicio de la crisis

UGT advierte del efecto devastador de la reforma de 2012 entre este colectivo

Juan Ángel Monreal / Patxi Cascante - Sábado, 22 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Jesús Santos y Marisol Vicente, en la rueda de prensa de ayer.

Jesús Santos y Marisol Vicente, en la rueda de prensa de ayer. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

Jesús Santos y Marisol Vicente, en la rueda de prensa de ayer.

pamplona- Son cinco veces más que antes de la crisis y sus dificultades para encontrar un empleo crecen cada día que pasa. UGT advirtió ayer de los devastadores efectos que la reforma laboral de 2012, aprobada con la mayoría absoluta del PP, tiene en las personas mayores de 55 años. Desde 2007, el desempleo entre este colectivo ha aumentado en un 388,9%, hasta alcanzar a 4.400 personas, de las que un 63,6% son parados de larga duración.

En ninguna otra franja de edad ha crecido tanto el paro. Y UGT tiene claro que ello se debe a un cambio de normativa que no solo flexibilizó los ERE, sino que ha propiciado la transformación del empleo: de uno estable y con derechos a otro mucho más barato, más desregulado y flexible, al que se adaptan con mayor facilidad los jóvenes que los más veteranos. A ellos no solo se les terminan las prestaciones -uno de cada tres ya no percibe ninguna-, sino que se les arruina la posibilidad de contar con una pensión pública decente. Dos o tres años en paro en la recta final de una carrera profesional suponen una losa difícil de levantar.

Todo ello se refleja en el informe El colectivo de mayores de 55 años en el mercado laboral de Navarra, elaborado por UGT y que fue presentado ayer por el secretario general de UGT de Navarra, Jesús Santos, y la secretaria de Acción Sindical, Marisol Vicente. El estudio coloca un dato por encima de todos los demás: si antes de la la crisis este colectivo registraba un desempleo prácticamente anecdótico, con una tasa de paro del 2,42% en 2007, a finales del año pasado se situaba en el 9,26%, lo que significa multiplicar casi por cuatro la tasa de paro”. Además, añadieron, el desempleo de este colectivo “está adquiriendo perfiles de paro estructural”.

Estos incrementos superan ampliamente la media de aumento de paro en Navarra (161%) y significan que el peso de este este colecitov en el total de parados de nuestra Comunidad ha pasado de representar un 6,2% en 2007 a un 11,5% a finales de 2016”, han comentado.

Por otro lado, la distribución del desempleo por sexos presenta una “gran desigualdad”, ya que, según el estudio, mientras la tasa de paro entre los hombres mayores se situaba en el 6,83%, en el caso de las mujeres se ha disparado hasta el 12,17%, casi el doble.

“El informe pone de manifiesto el riesgo de que “este alarmante incremento del desempleo entre las personas que recorren el último tramo de su vida laboral se convierta en estructural, ya que registra índices muy superiores a la media de Navarra en cuanto al paro de larga y muy larga duración”.

larga duraciónDe hecho, dice, el 63,6% de las personas mayores de 55 años desempleadas lleva más de un año en paro, y el 49,4% sigue sin empleo dos años después de haberlo perdido. Estos porcentajes son 7 y casi 9 puntos superiores a la media de Navarra, respectivamente. En datos absolutos, de los 4.400 desempleados de más de 55 años, 2.800 (1.200 hombres y 1.600 mujeres) llevan más de un año en paro y 2.100 (900 hombres y 1.200 mujeres) superan ya los dos años de exclusión del mercado laboral.

Además, añade UGT, “se ha producido un descenso en la cobertura de este colectivo, tanto por la extensión del tiempo que se encuentran en situación de paro como por las restricciones de acceso a la protección por desempleo”. Los datos ofrecidos por el Servicio Público de Empleo Estatal (a diciembre de 2016) indican que en Navarra el 32,3% de las personas desempleadas mayores de 55 años no percibe ningún tipo de prestación o subsidio, mientras que un 20,4% percibe la prestación contributiva, un 43,9% el subsidio y un 3,4% otro tipo de prestación.

disminución de la pensiónUna de las consecuencias del aumento del paro y, sobre todo, del paro de larga duración es la interrupción de la carrera laboral en la última fase de la vida activa y en las proximidades de la jubilación. En este sentido, añade el informe, “la pensión puede disminuir hasta en 768 euros (un 40%), menos en algunos casos, lo que significa que la persona afectada recibiría solo el 60% de lo que le correspondería de haber seguido su carrera laboral hasta la edad de jubilación ordinaria”.

Otro de los efectos nocivos, añade, es la pérdida de ingresos que el sistema de Seguridad Social sufre debido a la falta de empleo en este colectivo. “Teniendo en cuenta que estamos hablando de alrededor de 4.400 personas que podrían cotizar a la Seguridad Social y no lo hacen, considerando el salario medio bruto de Navarra (24.863,98 euros) y cotizando un 28,30%, la Seguridad Social deja de ingresar en nuestra Comunidad alrededor de 30,9 millones de euros anuales, cifra que en el conjunto de España asciende a 5.948 millones de euros, algo que ayudaría a solucionar el déficit actual del sistema público”, expone UGT.

Últimas Noticias Multimedia