La txalaparta pone la banda sonora al ‘auzate’ del segundo día de celebraciones

Hutsun ofreció ayer un concierto didáctico en torno a este instrumento

Nerea Mazkiaran - Domingo, 23 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Bakartxo Lasa y Garazi Albarracín lanzaron el cohete.

Bakartxo Lasa y Garazi Albarracín lanzaron el cohete.

Galería Noticia

Bakartxo Lasa y Garazi Albarracín lanzaron el cohete.Momento del concierto que ofreció ayer Hutsun Txalaparta al mediodía.

Bakaiku- A pocos kilómetros de Olazti, en Bakaiku, también estaban de fiesta con los sonidos de la txalaparta como banda sonora en el auzatedel mediodía, almuerzos y meriendas que se suceden todos los días de celebraciones. El de ayer lo preparó el club de jubilados, deliciosa txistorra y tocineta a la brasa, acompañada de vino en las tradicionales tazas de plata.

El origen de la txalaparta está relacionada con la fiesta, según señalaron desde Hutsun, grupo de Pamplona que ofreció ayer al mediodía un concierto didáctico, un viaje en torno a este instrumento en el que además de tocar, explicaron su origen y evolución, desde los ritmos tradicionales a contemporáneos. Para ello, usaron una amplia gama de materiales como tablas y toberas para crear juegos rítmicos, tímbricos y melódicos a los que invitaron al público a participar.

Mientras tanto, a la sombra, los txikis no pararon de saltar y disfrutar en los castillos hinchables que se instalaron en el parque de la antigua escuela, sobre todo en la barredora, una atracción en la que debían andar listos si no querían acabar por los suelos. El parque infantil también se abrió por la tarde para alegría de los más pequeños.

Las celebraciones en Bakaiku arrancaron el viernes a las ocho de la tarde, cuando el alcalde, Egoitz Urritza, lanzó el cohete de rigor. Se prolongarán hasta el martes, día del patrón, Santiago. Hoy al mediodía habrá herri kirolak y mariachis con Los Tenampas y por la tarde, feria de artesanía y danzas con Etorkizuna.

La fiesta continuará con la Banda del Jefe Bigun. El lunes estará dedicado a los mayores, que se reunirán en una comida de hermandad. Para los txikis habrá fiesta de la espuma.