Felipe VI apela a la “unidad” y puigdemont, al “respeto”

ENCUENTRO | El Rey y el president de la generalitat coinciden en plena polémica sobre el referéndum

Miércoles, 26 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El rey Felipe VI y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante el acto en el CAR de San Cugat.

El rey Felipe VI y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante el acto en el CAR de San Cugat. (Foto: Alejandro García)

Galería Noticia

El rey Felipe VI y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante el acto en el CAR de San Cugat.

Barcelona- El rey Felipe VI y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se encontraron ayer por la mañana en el acto de conmemoración del 30º aniversario del Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat (CAR), en plena crisis por el referéndum soberanista. En sus alocuciones, el monarca apeló a la “unidad” y el president puso en valor que “el respeto, el diálogo y el pacto” son principios que fundamentan a Catalunya y a los catalanes.

Felipe VI puso a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Barcelona como un ejemplo de los éxitos que se pueden conseguir trabajando de forma conjunta y “en una misma dirección”, sumando el esfuerzo de todos los ciudadanos.

“Los Juegos de Barcelona fueron justamente esto: el producto del esfuerzo, de la generosidad, de la solidaridad y del compromiso de todos;de la unidad de todos alrededor de un proyecto que contó con la colaboración entre todas las administraciones”, manifestó el rey, en catalán, durante el acto de conmemoración de los 30 años del CAR de Sant Cugat del Vallès.

“Todos juntos continuaremos nuestra trayectoria impulsando, mejorando y acrecentando el progreso que hemos sabido lograr durante décadas de esfuerzo solidario, de espíritu de concordia y de confianza en el futuro”, sostuvo.

El rey quiso recordad al entonces presidente del Comité Olímpico, Joan Antoni Samarach, y al entonces alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall, de quienes destacó que tuvieron la responsabilidad, la capacidad y la oportunidad de trabajar compartiendo objetivos y a su vez resultados, y consideró “justo y merecido dedicarles un profundo homenaje de gratitud”, por su gran labor.

El monarca también resaltó que, para la ciudad condal, la organización de un gran evento deportivo como los Juegos supuso “una profunda modernización y su auténtica transformación a la ciudad pujante” actual y, para toda España, afirmó posteriormente que los Juegos Olímpicos de 1992 supusieron la confirmación del camino de desarrollo y progreso iniciado años antes, desde la entrada en la democracia 15 años atrás.

el inicio de una epocaEl rey subrayó que ése fue el principio de una trayectoria ascendente que en pocos lustros alcanzaría hitos como los Juegos olímpicos, la Exposición Universal de Sevilla y la Capitalidad Europea de la Cultura de Madrid, y aseguró que ninguno de estos acontecimientos fue fruto de la improvisación o de una determinada coyuntura, “sino que constituyeron una prueba evidente del progreso de una sociedad que avanzaba de la mano en todos los órdenes”.

Al acto conmemorativo asistieron también la vicepresidenta del Gobierno central, Soraya Sáenz de Santamaría;el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo;el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach;el del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco;el presidente del Consejo Superior de Deportes, José Ramón Lete.

Puigdemont resaltó en su intervención que los Juegos permitieron mostrar la cultura, la identidad y la lengua propia catalanas, y aseguró que, por todo ello, Catalunya está y estará agradecida y comprometida por el movimiento olímpico, que resaltó que abandera la paz y la libertad.

El president de la Generalitat recordó que el sueño olímpico de Barcelona se empezó a gestar en 1924, cuando se presentó la primera candidatura, y posteriormente en 1936, truncada por la Guerra Civil y la llegada de la “imposición de la intolerancia”. Aseguró que Catalunya renueva su compromiso con el olimpismo “con la mirada puesta en la posibilidad de acoger en el futuro una nueva cita olímpica”.

reivindicaciónAl inicio del discurso del rey, uno de los asistentes al evento ha levantó una estelada, que los responsables de seguridad retiraron rápidamente, posteriormente levantó un pequeño cartel con el lema Queremos votar, haciendo referencia a la independencia del Catalunya. - Efe

Últimas Noticias Multimedia