Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los cambios en la reforma fiscal, “cosa del cuatripartito”. El Gobierno tiene que pagar 114,2 millones por ‘pufos’ de UPN

Viernes, 28 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h

pamplona- La adecuada gestión presupuestaria de Navarra ha permitido poder asumir sin perjudicar la agenda del cambio la retahíla de pufos que UPN dejó metidos en el cajón cuando se despidió del Palacio de Navarra. Así, y tal y como cifró Begoña Urrutia, serán 114,2 millones de euros los que habrán sido abonados al término de este año por conceptos tan dispares como la paga extra que en 2012 Barcina retiró a los funcionarios o las vacaciones de los interinos de la Administración que UPN decidió no abonar. En 2016 han sido 17,5 millones por la paga extra;en 2017, se pagarán 96,7 millones: 29,6 en lo que quedaba de paga, 7,6 en vacaciones de interinos, 51 millones en Ciudad del Transporte y 8,5 por las ayudas familiares no abonadas a personal temporal. - A.I.R.

Deuda pública y peajes en sombra, un lastre eterno

pamplona- A pesar de que Navarra ha conseguido en esta legislatura refinanciar la deuda con tipos más beneficiosos (incluso mejores que los del Tesoro), las arcas forales tardarán muchas generaciones en quitarse el lastre de la gestión de UPN. La deuda pública de Navarra supera los 3.000 millones, a los que hay que sumar casi otros 3.000 en concepto de peajes en sombra por tres obras. Habrá que seguir pagando los cánones del Canal de Navarra, la Autovía del Camino y la Autovía del Pirineo durante muchos años, a no ser que se “rescaten” las concesiones, algo casi inviable económicamente. Hablar de deudas ilegítimas es predicar en el desierto. “Es un concepto políticamente defendible, pero no desde el punto de vista jurídico: qué más quisiéramos”, dijo Aranburu. - A.I.R.

las claves

pamplona- Desde el principio de la legislatura, el consejero Aranburu ha insistido mucho en que la reforma fiscal es una ley viva que está sometida a constante revisión. Por eso, cuando en el ecuador de Gobierno se especula con la posibilidad de que se introduzcan cambios en la actual norma tributaria, el titular de Hacienda señala que, “como todo en la vida”, la ley se está analizando y no son descartables. Pero Aranburu insistió ayer en que será cosa del cuatripartito introducir cualquier reforma. “La reforma fiscal es prácticamente una traslación a la literatura jurídica de lo que estaba dispuesto en el acuerdo programático. Como departamento no entramos en el fondo ideológico, nos quedamos en el apartado técnico que seguimos analizando”. - A.I.R.

Un plan que prevé la ‘vuelta’ de 590 millones hasta 2019

pamplona- Otra de las medidas puesta en marcha por el departamento de Hacienda esta legislatura ha sido un Plan de Lucha contra el Fraude Fiscal, con el que se prevé la recaudación de 590 millones de euros hasta 2019, un 5% más que lo previsto en el plan anterior. Para poder cumplir con este objetivo, se ha destinado un millón y medio más para medios materiales y humanos, además del lanzamiento de una oferta pública de empleo que contempla la convocatoria de 12 plazas de gestor y 10 de técnico de Hacienda, como indicó el director gerente, Luis Esáin. Por último, la publicación de la lista de deudores con la Hacienda Foral con una hosca superior a 250.000 euros también se ha realizado con el objetivo de contribuir a una “conciencia cívica tributaria”. - A.I.R.

Hacienda, firme en la defensa del autogobierno frente a Madrid

pamplona- Tampoco se ha librado el departamento de Hacienda de los intentos recentralizadores del Estado. Fue el 24 de marzo cuando el Tribunal de Cuentas envió un oficio al consejero Aranburu solicitándole documentación para fiscalizar algunos capítulos del sector público navarro. Una semana después, el titular de la Hacienda Foral hacía saber a Madrid su intención de incumplir la petición, recordando que es Comptos quien tiene las competencias de auditoría en Navarra. A partir de entonces se ha desatado una polémica sin demasiado fundamento que ha llevado al Tribunal de Cuentas a amenazar al Gobierno con una multa si no procede a entregar la documentación. “No es algo nuevo, ya ha pasado antes que Madrid quiere asumir competencias de Navarra. Pero la defensa en este sentido es firme y compartida por todas las instituciones forales”. - A.I.R.

Últimas Noticias Multimedia