CaixaBank gana un 31,6% más tras adquirir BPI

La entidad catalana mejora sus márgenes y cierra el primer semestre con un beneficio de 839 millones

Sábado, 29 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:08h

“Si un país está referenciado sobre todo a tipo variable va a sufrir bastante y es un riesgo”

Pamplona- El beneficio del Grupo CaixaBank ha aumentado un 31,6% en el primer semestre del año, hasta 839 millones de euros, impulsado por la integración, el pasado febrero, del banco portugués BPI, que ha contribuido con 77 millones a este resultado, y la mejora de los ingresos financieros.

Hasta junio, el grupo ha logrado un margen bruto de 4.280 millones, un 5,7 % más, gracias a la consolidación de BPI y a la mayor generación de ingresos básicos del negocio bancario, como las comisiones, que han crecido casi un 24%, hasta 1.252 millones, o el margen de intereses, que se ha situado en 2.349 millones, un aumento del 15%, en un contexto de interés en mínimos. El margen de explotación ha caído en este período un 4,4%, hasta los 1.958 millones.

Gonzalo gortázar

Consejero delegado

Y es que la evolución de los gastos de administración y amortización recurrentes, con un total de 2.216 millones, un 10,7 % más, reflejan la incorporación de BPI, con unos costes de reestructuración por importe de 106 millones en 2017, 96 de ellos en el segundo trimestre.

Los resultados fueron presentados por el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, quien consideró que es “un gran acierto” incentivar las hipotecas a tipo fijo en España, y valoró positivamente el anuncio del ministro de Economía, Luis de Guindos, de que la nueva ley de crédito hipotecario abaratará los costes que conlleva cambiara de una hipoteca de tipo de interés variable a tipo fijo.

En la rueda de prensa Gortázar afirmó que en el pasado “las cosas han salido bien” porque los tipos han bajado y la carga hipotecaria de las familias ha bajado porque la mayor parte de las hipotecas del país están referenciadas a tipo variable. Sin embargo, hizo hincapié en que, de la misma forma que los tipos de interés han bajado, podrían haber tenido una evolución diferente y haber subido, lo que habría sido “un problema muy serio”. Y argumentó que, en este momento, “aunque nadie es capaz de prever el futuro”, lo probable es que acaben subiendo los tipos de interés, lo que supondrá un riesgo para la mayor parte de las familias que tengan una hipoteca referenciada a un tipo variable.

“Si un país está referenciado fundamentalmente a tipo variable va a sufrir bastante, y es un riesgo que no deben mantener gran parte de las familias, porque la mayor parte no se lo pueden permitir”, ha alertado el directivo, por lo que ha considerado muy importante incentivar el cambio a tipo fijo. “Es un objetivo muy importante y considero un factor muy relevante que se incluyan medidas al respecto en la ley y en la práctica bancaria”. - D.N.

Últimas Noticias Multimedia