Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
9 meses de prisión por apropiación indebida

Condenado el contable de una empresa que gastó 362.000 € en alcohol, cocaína y clubes

Nueve meses de prisión por apropiación indebida al acusado, de 46 años

Enrique Conde - Jueves, 3 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Imagen de la fachada y puerta principal del Palacio de Justicia de Pamplona.

Imagen de la fachada y puerta principal del Palacio de Justicia de Pamplona. (Oskar Montero)

Galería Noticia

Imagen de la fachada y puerta principal del Palacio de Justicia de Pamplona.

pamplona- El excontable de 46 años de edad de una empresa del sector alimentario y dietético ubicada en la Comarca de Pamplona con plenos poderes a acceder a todas las cuentas y fondos de la firma y una veintena de empleados ha sido condenado a nueve meses de prisión y a una multa de 1.080 euros por un delito continuado de apropiación indebida. El acusado realizó múltiples transferencias de dinero de la sociedad a su cuenta particular entre julio de 2009 y febrero de 2014 hasta sumar un total de 362.078 euros, que se había gastado en alcohol, drogas y clubes de alterne, según su propia confesión. Además, se le condena a indemnizar a la empresa en la cantidad en la que resultó perjudicada, aunque el procesado se encuentra sin bienes ni trabaja y percibe la renta garantizada.

Nadie sospechó nada durante años de su gestión, a pesar de sus ausencias raramente justificadas del trabajo, pero entre 2009 y 2014 este hombre perforó un agujero enorme en las finanzas de la mercantil pamplonesa. En la condena se le aplica al acusado la eximente incompleta de abuso de alcohol y drogas, así como la atenuante de dilaciones indebidas por los distintos retrasos que sufrió el procedimiento hasta que llegó a juicio.

El acusado ha sido diagnosticado de síndrome de dependencia al alcohol con consumo episódico, consumo perjudicial de cocaína y transtorno ansioso de la personalidad, encontrándose sus facultades intelectiva y volitivas en el momento de los hechos afectadas en grado severo, sin estar totalmente abolidas. Así, constan informes tanto de un centro de Salud Mental de Pamplona como de un hospital de día de drogodependencia. El procesado reconoció ser el autor de los hechos y el tribunal entiende que, aunque la acusación particular solicitaba una pena de ocho años de cárcel, la condena impuesta es ajustada ya que “el hecho no reviste una notoria gravedad ni se ha perjudicado a una generalidad de personas”.

El acusado declaró en la vista que las transferencias no respondían a “gastos ni nada referido a mi trabajo. Eran transferencias sin sentido, lo hacía por inercia, con conceptos en los que ponía lo primero que se me ocurría”. Normalmente eran cantidades pequeñas, difíciles de detectar, pero conforme avanzaron los años de consumo llegó incluso a los 12.000 euros de transferencia de golpe para pagarse varios servicios. Fue en su último día de trabajo. El 28 de febrero de 2014. Entonces estuvo en un club hasta las 12 del mediodía y tuvo que abrir la empresa para sacar las claves de la tarjeta y poder pagar todo lo gastado.

Últimas Noticias Multimedia