ajustado 22-20 EN EL OGUETA DE GASTEIZ

Virgen Blanca de Vitoria: Bengoetxea VI no cede en la revancha del Manomanista ante Irribarria

EFE - Martes, 8 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 08:19h

Oinatz Bengoetxea, en una imagen de archivo.

Oinatz Bengoetxea, en una imagen de archivo. (JMM)

Galería Noticia

Oinatz Bengoetxea, en una imagen de archivo.

GASTEIZ- Oinatz Bengoetxea, actual campeón, no cedió en la revancha del Manomanista ante Iker Irribarria y se llevó el duelo por un ajustado 22-20 en el que los dos participantes tuvieron alternativas para obtener el triunfo.

Como es habitual, el torneo de la Virgen Blanca de Vitoria acogió la revancha de la final Manomanista del curso que en esta ocasión enfrentó a Oinatz Bengoetxea y a Iker Irribarria, quienes se midieron en el mes de mayo con un 18-22 para el navarro.

Después de varios años, el vigente poseedor del título no concedió ventaja en el saque a su rival, tal y como había sucedido en encuentros anteriores disputados en el Ogueta.

Aunque al campeón le costó entrar en el encuentro, lideró el partido posteriormente, hasta que un parcial de 0-6 para Iker Irribarria equilibro una balanza que cayó del lado de Bengoetxea en un final que estuvo marcado por una pelota que llevó a la chapa el guipuzcoano con un empate a 20.

Irribarria comenzó con el saque y se llevó los dos primeros tantos en los que el joven guipuzcoano tuvo tiempo para mostrar un abanico de pelotazos que le sirvieron para mover al campeón a la largo y ancho de la cancha.

A pesar del cambio de material por parte del pelotari navarro, el de Arama no se descentró y continuó con su elegancia acompañada por una estrategia inicial clara: obligar a Bengoetxea a devolver la pelota desde el sexto cuadro para terminar el tanto con un gancho muy técnico y poner así el 1-5.

Aunque a Irribarria se le vio más suelto en la primera parte del encuentro, cometió dos errores prácticamente consecutivos que metieron al de Leitza en el partido y éste comenzó a encontrarse cómodo hasta llegar al primer empate, 6-6.

El de Arama reaccionó tras recibir 5 puntos consecutivos, pero Bengoetxea se mantuvo firme y con su sotamano consiguió controlar el resultado para ponerse por delante por primer vez, 9-7.

Iker Irribarria no perdió la calma a pesar de que el campeón comenzó a ganar terreno, y el corpulento pelotari guipuzcoano igualó de nuevo una contienda que fue cogiendo temperatura al llegar al ecuador.

El de Arama se retiró al vestuario con un gran enfado cuando no pudo alcanzar una dejada de Oinatz, quien se aprovechó de su saque para abrir una nueva brecha, 12-9.

El descanso dio paso a un intercambio de tantos, motivados, sobre todo, por los errores que cometieron ambos contendientes, y que beneficiaron al campeón, que se mantuvo con dos y tres puntos de ventaja en el electrónico.

Como en el inicio del choque, Irribarria volvió a sacar todo su arsenal de golpes y a base de dejadas y ganchos obligó a apretar los dientes a Bengoetxea, quien se puso a su altura con una majestuosa dejada de aire desde el cuarto cuadro que levantó al público del frontón Ogueta.

Los dos pelotaris, últimos en colocarse la "txapela" de campeón en el Manomanista, fueron de menos a más y con golpes como el de Irribarria, quien emuló a un puntista al subir por la pared para restar un saque de Bengoetxea, atisbaban un final de calidad.

A partir de ahí, el guipuzcoano consiguió darle la vuelta al marcador con un parcial de 0-6 (16-19), lo que le hizo recuperar el mando del choque que no tenía desde el 6-7.

El navarro se repuso del sorpaso del guipuzcoano con dos atractivos ganchos que le permitieron volver a igualar el partido por quinta ocasión hasta el momento y recuperar la iniciativa, 20-19.

Uno de los mejores tantos llegó en la recta final, con un Irribarria que se defendió ante los ganchos de Bengoetxea y con su zancada pudo recoger las pelotas del navarro para terminar con una buena dejada al "txoko", precedida de un gran "dosparedes".

Con un Ogueta entregado al brillante final del encuentro que ofrecieron ambos pelotaris, Bengoetxea fue el más entonado al final, por lo que se llevó el choque tras cruzar la pelota desde el cuatro y dejarla caer junto al parqué para poner el 22-20 definitivo.

Desarrollo del marcador: 0-2, 1-2, 1-5, 2-5, 2-6, 6-6, 6-7, 9-7, 9-9, 12-9, 12-10, 13-10, 13-11, 14-11, 14-13, 16-13, 16-19, 20-19, 20-20, 22-20.

Últimas Noticias Multimedia