Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El revulsivo

Por F. Javier Iriberri - Miércoles, 9 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

Nuestras fiestas se caracterizan por comenzar siempre en viernes, el Viernes de Gigantes. Esto está muy bien pues uno puede afrontar fresco y con energía un fin de semana de mucho ambiente. Sin embargo, después del domingo mucha gente piensa que ya ha tenido suficiente fiesta y se dirige a lugares como Salou o Benidorm, dejando Estella más vacía en esos cuatro días que todavía restan hasta nuestro particular Pobre de Mí. Esos días entre semana tienen sus propios actos diurnos y se dedican a la infancia o a las personas mayores, por ejemplo, pero en la mentalidad colectiva, parece que si no hay una juventud de marcha nocturna a tope, las fiestas decaen. Para evitar eso, nuestro Ayuntamiento tuvo hace pocos años una iniciativa basada en algo muy sencillo: grupos musicales de moda y gratuitos para el respetable público. Con estos dos ingredientes el éxito de la idea estaba asegurado. Así, hace tres años, con Mojinos Escozíos, o hace dos con La Pegatina, la plaza de Los Fueros se llenó hasta los topes. El pasado año con Manu Chao en Los Llanos casi se corrió el riesgo de morir de éxito pero todo salió bien. Este año la apuesta también es arriesgada, una noche con Gatibu, un grupo con calidad musical pero no muy conocido fuera de su ámbito, quizás por su apuesta por el euskera, vizcaíno por más señas. Otra noche está prevista la actuación de una banda que realiza tributo a Queen. Aunque este tipo de grupos no gozan del valor de lo realmente genuino, sí que suelen resultar muy resultones ya que tienden a elegir los temas más conocidos de sus referencias y tratan de clavar sus canciones de una manera fiel y efectista, mientras que los auténticos, quizás por su afán de evolucionar, reinventarse o tal vez buscando la pureza de su música en actuaciones acústicas, pueden dejar al público más frío que sus propios imitadores. En fin, el traer conciertos gratis después de la vorágine del fin de semana como revulsivo de las fiestas ya se ha convertido en una costumbre en nuestra Vieja Lizarra. Espero que este año también tenga éxito y el público joven, o no tan joven, llene de ambiente nuestra ciudad. Felices fiestas a todos.

Últimas Noticias Multimedia