Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
el joven de Aretxabaleta fallecido en pirineos

La autopsia confirma que Mikel Crespo murió al sufrir una caída de 150 metros

Los funerales en su memoria se ofician hoy a las 19.00 horas en la parroquia de Aretxabaleta

Miércoles, 16 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Imagen del pico oscense de 3.144 metros de altitud donde Mikel Crespo sufrió el accidente.

Imagen del pico oscense de 3.144 metros de altitud donde Mikel Crespo sufrió el accidente. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Imagen del pico oscense de 3.144 metros de altitud donde Mikel Crespo sufrió el accidente.Mikel CrespoAgentes del operativo de búsqueda se disponen a descender al lugar donde fue encontrado el cadáver de Mikel Crespo, en la imagen superior.

donostia- El cuerpo de Mikel Crespo, el montañero atxabaltarra que desapareció el viernes en el pico oscense de Balaitus y cuyo cadáver fue localizado tres días después, llegó ayer por la tarde a Aretxabaleta, donde hoy se oficiarán los funerales en su memoria a las 19.00 horas en la parroquia de la localidad.

El cortejo fúnebre partió ayer a las 14.30 horas desde Jaca al tanatorio de Aretxabaleta en un triste camino de vuelta a casa rodeado de familiares.

La autopsia confirmó que Mikel falleció por el impacto sufrido contra las rocas tras caer accidentalmente desde una altura de 150 metros.

Un dispositivo que realizaba las tareas de búsqueda a pie localizó el cadáver de Mikel el lunes a las 16.45 horas en la zona de El Canal, en la cara sur del pico Balaitus. Las tareas de recuperación del cuerpo fueron complicadas y se alargaron durante casi dos horas.

Se trata de una zona de difícil acceso, a la que los agentes consiguieron llegar rapelando. El cuerpo fue trasladado en helicóptero hasta el Hospital de Jaca, donde se le ha practicado la autopsia.

mientras descendíaLa autopsia confirma la hipótesis de la Guardia Civil, explicó el lunes tras el hallazgo del cadáver que Crespo alcanzó la cima del Balaitus y, mientras descendía, sufrió la caída desde una altura de 150 metros, impactando directamente contra las rocas. El casco blanco que portaba no fue suficiente para parar el golpe.

El joven de 20 años conocía bien la zona de Balaitus, ya que es donde su familia pasa las vacaciones desde hace muchos años, y también su complejidad técnica.

Sin embargo, era un gran amante de la montaña y tenía conocimientos de escalada, por lo que el viernes decidió salir solo a hacer una ruta por la zona.

El camino, entre el refugio de Respumoso y el pico Balaitus, es, según la Guardia Civil, “muy complicado” y, aunque no requiere material de escalada propiamente dicho porque existen clavijas que ayudan a los montañeros en su ascensión por la roca, no es una excursión recomendada para gente sin experiencia. La familia de Mikel lo esperaba de vuelta el viernes pero, ante su ausencia, en la tarde-noche se personaron ante la Guardia Civil denunciando su desaparición. Acto seguido se puso en marcha un operativo de búsqueda que se prolongó durante tres jornadas.- N.G.

Últimas Noticias Multimedia