La brecha salarial de España es del 14,9%

La brecha salarial supone que las mujeres trabajan gratis desde esta semana

EFE - Martes, 31 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 17:52h

La brecha salarial de España, del 14,9 %, se sitúa por debajo de la media europea, pero implica aún así que las mujeres españolas trabajan gratis 54 días cada año en comparación con sus compañeros hombres.

La brecha salarial (Gorka Estrada)

Galería Noticia

La brecha salarial de España, del 14,9 %, se sitúa por debajo de la media europea, pero implica aún así que las mujeres españolas trabajan gratis 54 días cada año en comparación con sus compañeros hombres.

Bruselas. Las mujeres de la Unión Europea trabajan los últimos dos meses del año de forma gratuita en comparación con sus colegas hombres debido a la brecha salarial, una diferencia entre el salario bruto medio a la hora entre ambos géneros que ya alcanza el 16,3 % en los Veintiocho países comunitarios.

La Comisión Europea publicó hoy estas cifras, también desglosadas por Estados miembros, con motivo del Día Europeo por la Igualdad Salarial, que se celebra esta semana y marca el momento en el que, debido a la brecha salarial, las mujeres trabajan gratis hasta el final del año.

A nivel comunitario, esto implica que un 16,3 % de los 365 días del año, 59 días, las mujeres dejan en la práctica de estar remuneradas al mismo nivel que sus compañeros hombres.

Los países con la brecha salarial más reducida son Italia, Luxemburgo (ambos con un 5,5 %) y Rumanía, mientras que aquellos que registraron diferencias más profundas fueron Dinamarca (22 %), la República Checa (22,5 %) y Estonia (26,9 %).

La brecha salarial de España, del 14,9 %, se sitúa por debajo de la media europea, pero implica aún así que las mujeres españolas trabajan gratis 54 días cada año en comparación con sus compañeros hombres.

Los Estados miembros de la UE solo han logrado reducir la brecha en 1,4 puntos porcentuales respecto a la que se registró en el año 2006 en el bloque comunitario, del 17,7 %.

La discriminación salarial persiste a pesar de que más mujeres europeas alcanzan estudios superiores que hombres (33 % frente a 29 % en 2016) y la tasa de desempleo femenina es 11,6 puntos porcentuales inferior a la masculina en los Veintiocho.

El vicepresidente primero de la Comisión, Frans Timmermans, y las comisarias europeas de Empleo, Marianne Thyssen, y de Igualdad de Género, Vera Jourová, anunciaron que la Comisión presentará "en pocas semanas" un plan de acción para combatir las diferencias salariales por cuestiones de género.

"Debemos avanzar urgentemente en este asunto persistente, que afecta a las mujeres y a nuestras sociedades en muchos otros aspectos: las mujeres todavía tienden a trabajar en sectores peor remunerados, tienen menos promociones y están infrarrepresentadas en puestos de gestión", declararon en un comunicado conjunto.

Un informe publicado hoy por la Comisión, que revisa la aplicación del principio de igualdad salarial en cada país europeo, constata que "hay señales de que en toda Europa la discriminación salarial basada en el sexo sigue siendo un problema que no debe ser subestimado".

El informe recuerda que los datos no están "ajustados" a circunstancias como los desequilibrios en el reparto de las tareas del hogar o la feminización del empleo a tiempo parcial, pero insiste en que "una parte importante de las diferencias solo pueden ser explicadas por el hecho de que hay discriminación salarial".

La Comisión apunta a varios factores que explican la existencia de esta brecha, como el hecho que los puestos de gestión y control están ocupados "en su inmensa mayoría" por hombres, con menos de un 6 % de mujeres en los puestos de directores generales.

Además, recalca que sobre las mujeres recaen habitualmente tareas no remuneradas, como las que tienen que ver con el cuidado del hogar y de los niños y familiares dependientes.

"Los hombres trabajadores dedican una media de nueve horas semanales a actividades no remuneradas domésticas y de cuidado de otras personas, mientras que las mujeres trabajadores destinan a dichas actividades veintidós horas a la semana, es decir, prácticamente cuatro horas al día", subraya la Comisión.

En este contexto, una de cada tres mujeres reduce el número de horas remuneradas hasta una jornada parcial frente a uno de cada diez hombres, y las mujeres suelen pasar épocas alejadas del mercado laboral con mayor frecuencia que los hombres.