Concejos de Elorz piden otra ubicación para instalar la nueva planta de basuras

Autopista, Canal y polígonos provocan, dicen, el aislamiento de los pequeños pueblos

Imárcoain (4ª fase Ciudad del Transporte) es una de las ubicaciones que baraja la MC

Ana Ibarra / Iban Aguinaga - Viernes, 24 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

César Sarasate de Guerendiáin, Enrique Rodrigo de Elorz, Santiago Molinero de Torres de Elorz, Eduardo San Miguel de Yarnoz, y Jesús Abaurrea de Imárcoain frente a una de las ubicaciones posibles. Al fondo, Oriz.

César Sarasate de Guerendiáin, Enrique Rodrigo de Elorz, Santiago Molinero de Torres de Elorz, Eduardo San Miguel de Yarnoz, y Jesús Abaurrea de Imárcoain frente a una de las ubicaciones posibles. Al fondo, Oriz. (Iban Aguinaga)

Galería Noticia

César Sarasate de Guerendiáin, Enrique Rodrigo de Elorz, Santiago Molinero de Torres de Elorz, Eduardo San Miguel de Yarnoz, y Jesús Abaurrea de Imárcoain frente a una de las ubicaciones posibles. Al fondo, Oriz.

pamplona- “Tenemos conciencia medioambiental”, advierten. Saben que el tratamiento de las basuras se tiene que materializar en un radio que circunde las viviendas y empresas que los generan dentro de la Comarca de Pamplona. Nos obliga Europa y el vertido directo de residuos a Góngora es insostenible. Saben que la Ciudad del Transporte es una de las opciones que baraja la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (entre otras como el polígono de Gazólaz o Agustinos) pero desde Elorz abogan por un reparto “equitativo” de nuevas cargas. “Decimos No porque ya tenemos un valle saturado. Queremos que se repartan las cargas porque comparativamente somos el municipio de la Comarca que más infraestructuras soporta. Nosotros también queremos la amabilización de nuestros pueblos. No tener que coger el coche ni dar rodeos de kilómetros para llegar a la falda de Alaitz. Poder pasear por la orilla del río Elorz por un parque fluvial como la mayoría de municipios de la comarca. Tener transporte público...”, remarcan los representantes de los concejos de Imárcoain, Elorz, Yarnoz, Guerendiáin, Torres y Zabalegui.

A mediados del mes de septiembre el Gobierno inició los trabajos de urbanización de la 4ª fase de la Ciudad del Transporte con una superficie de 394.000 m2 de los que, de ser elegida por la MCP, se ocuparían 100.000 m2. Asimismo, según datos de Nasuvinsa, hay disponibles 253.600 metros cuadrados, el 40% de la tercera fase. Los trabajos de urbanización (junto al Canal de Navarra) de la cuarta fase se producen poco después de que el Supremo obligara al Gobierno a pagar 51,3 millones a los propietarios de unos terrenos que expropió en 2006. Para rentabilizar estos terrenos el Ejecutivo también ha modificado el PSIS para que las empresas que se puedan instalar en la zona no sean sólo de logística o transporte. “Todo apunta a que se están moviendo muchas fichas. En este polígono están además los hangares de los camiones de la basura“, observan. En realidad aquí estaba previsto llevar la nueva estación intermodal de mercancías con el TAP, señalan.

En la reunión mantenida recientemente con la Mancomunidad les mostraron el esquema de lo que sería una planta de tratamiento de basuras similar en Sofia, Bulgaria, con un proceso de túneles cerrados, y sin ninguna afección exterior. “Nos dicen que es una planta industrial pero nuestro temor es que junto al tratamiento de la basura el producto que se obtenga como rechazo necesite un vertedero, y vaya al lado, por no hablar del tráfico de camiones”, destacan. “El 30% del producto no se puede vender ni tratar y Góngora tiene que estar cerrado para el 2022”, reiteran. Junto a estos terrenos Nasuvinsa cuenta además con más suelo que adquirió en su día para la Ciudad de la Carne hacia Torres, remarcan. Calculan que la nueva planta quedará a 1.060 metros de Oriz, a de Guerendiain, a 1.627 de Torres y a 1.850 de Imárcoain. “Nos cortan cualquier conexión entre los pueblos y el Canal ya es un muro en la falda de Alaitz. Estos pequeños pueblos están rodeados por la autopista, el Canal de Navarra, las canteras... Estamos muy castigados desde hace dos legislaturas. Dicen que no van a imponer nada y hablan de no pecar de los errores del pasado. Esperemos que así sea”, subrayan.