no a los “mercados de esclavos”

La compraventa de inmigrantes en Libia estremece al mundo

Un vídeo de la ‘CNN’ muestra cómo se subasta en ese país a personas de origen subsahariano

Lunes, 27 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Cientos de personas protestan en Estocolmo contra la esclavidud.

Cientos de personas protestan en Estocolmo contra la esclavidud. (EFE)

Galería Noticia

Cientos de personas protestan en Estocolmo contra la esclavidud.

pamplona- Según un vídeo publicado por la CNNen el que en Libia se ve a jóvenes africanos en fila y donde se escucha a alguien que los subasta, en pleno siglo XXI hay compraventa de personas.

La Organización Integral de las Migraciones (OIM) había denunciado en abril los “mercados de esclavos” donde se “venden” inmigrantes en Libia, pero no tuvo mucho eco, hasta que la CNN publicó el pasado 14 de noviembre un vídeo en el que se ve y oye la subasta de estas personas por entre 400 y 800 euros, lo que provocó protestas en Europa y África y la reacción de la ONU y de las autoridades a ambos lados del Mediterráneo.

La alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Federica Mogherini, y el presidente de la Unión Africana, Alpha Condé, condenaron el trato “inhumano” y la “esclavización” de inmigrantes en Libia, de acuerdo al comunicado del Servicio Europeo de Acción Exterior.

El pasado lunes, la Unión Europea confirmó su compromiso con los países africanos y la ONU para “garantizar el respeto de los derechos humanos y mejorar las condiciones de vida” de estas personas, mientras que la Unión Africana pidió una “investigación urgente” sobre los responsables.

El presidente de Niger, Issoufu Mahamadou, había manifestado su intención de incluir este asunto en la agenda de la cumbre que las dos instituciones celebrarán en Abiyán el 29 y 30 de noviembre.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó el martes una resolución que señala la necesidad de establecer medidas más duras contra el tráfico de personas y la esclavitud moderna en el mundo.

Ante la indignación internacional, la Unión Africana pidió a sus países miembros que devolvieran a casa a sus ciudadanos en Libia. A Camerún fueron repatriadas unas 250 personas el pasado miércoles, y el jueves la portavoz del Gobierno de Ruanda, Louise Mushikiwabo, afirmó que en su país están preparados para acoger a más de 30.000 inmigrantes de distintos países.

España, entre tanto, instó el miércoles a Libia a cumplir la Convención de la ONU contra el Crimen Transnacional organizado y su protocolo sobre trata de seres humanos, del que recuerda que “forma parte”.

Esta venta de personas ha provocado protestas en las redes, como la de los futbolistas africanos con el lema “no estoy en venta”, y a pie de calle, en países como Suecia, Italia, Suiza, Francia y Bélgica.

En el caso de Bélgica, una veintena de personas fue detenida el sábado por provocar disturbios en un barrio comercial, después de que varias destrozaran mobiliario urbano y escaparates para sumarse a la manifestación. - D.N.