Emisión imposible

Entre Lamarr y La Manada

Por Javier Arizaleta - Martes, 28 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

La discriminación de la mujer en la televisión es un hecho objetivo. Del total de los personajes creados para la ficción, solo el 38% de ellos son mujeres frente al 62% de hombres. Estos datos también son extrapolables a la importancia de los protagonistas. Además de ser menos, el papel que ejercen también es de menor relevancia en las tramas. Para cuando te encuentras una protagonista te has podido ver cuatro o cinco series donde el personaje principal es un tío. Hay que ser muy ingenuo para pensar que estas estadísticas son casuales. El hecho de que los principales papeles que recojan a gente de acción -o estudiosos de la ciencia sean hombres-, habla de que existe una decisión que podríamos llamarla trascendental para que el rol se siga manteniendo. Podría tener lógica que la tele tirara entre sus personajes de héroes de leyenda o mitos ancestrales con los que se ha venido rellenando el entretenimiento desde los tiempos de Homero hasta nuestros días. Pero algo hay que hacer al respecto. No puede ser que a estas alturas, una sociedad pueda generar monstruos tipo La Manada que se juzga justo el día en el que Movistar estrenó el documental Bombshell: la historia de Hedy Lamarr, sobre una de las miles de mujeres brillantes del siglo pasado que vivió ocultando de manera permanente su inteligencia. Una actriz que pasaría a la historia, mira por dónde, por ser la primera en interpretar un orgasmo femenino en el cine (fue en la película Éxtasis) pero que el documental aclara que también desarrolló el wifi, un canal con el cual nuestras vidas hoy son muy diferentes a como fueron. Si hoy vivimos con desasosiego las sesiones de la violación por un grupo de delincuentes hombres de una joven madrileña en los Sanfermines de 2016, imagínense el tiempo que llevamos perdido por ocultar el protagonismo de las mujeres a costa de camuflar el machismo en personajes de la ficción audiovisual. Y esto hay que cambiarlo desde hoy mismo cuando el juicio en Pamplona quede visto para sentencia.

Últimas Noticias Multimedia